No salimos de un horror y entramos en otro. Anoche, otro bestia, presumiblemente del Estado Islámico, ya que estos se jactan de ello en sus páginas, se llevó por delante a una multitud que estaba celebrando su Día Nacional. El animal, es un francés de origen tunecino, Mohamed Lahouaiej Bouhlel, que lleva ya su cuenta de muertos por más de 80.

Cuentan que los franceses “responden al terror con la Marsellesa”. Nosotros cuando nos pasan estas cosas, no tenemos ni ese triste consuelo; aquí está mal visto sentirse español.

Tanto, que cuando Interior ha convocado el Pacto Antiyihadista, los de Podemos se han vuelto a negar a formar parte de él. Sólo van “de observadores”. ¿Para qué?, ¿Para después pasar la información a … otros? Por cierto, ya mismo es 18 de Julio, esa fecha que algunos se empeñan en mantener viva para el odio. Cuidadito.

Mientras estos se visten de puros, en Cataluña siguen saliendo noticias que luego no se traducen en cárcel. Por un lado el creador de todo el lío, don Arturito Mas, anda de socio con gente poco fiable, y precisamente ese mismo socio, lo es a su vez de don Yordi Pujol Ferrusola, que aprovechó esa “amistad” para blanquear pasta en Croacia. ¿Alguno va a ir a la cárcel? Noooo. Estos son intocables. 

Al menos, la Fiscalía va a denunciar a todos los salvajes que aprovecharon la muerte del torero para verter su bilis. A ver si esto tampoco se traduce en nada concreto. 

Hablando de la presunta Justicia, su Señoría Núñez, la sustituta de doña Mercedes, va a abrir “11 nuevas piezas sobre ayudas en el ‘caso ere’ para que estas no prescriban”. Aprovechando que estamos mirando a Francia, recordemos lo que dijo don Jean de La Bruyère (1645-1696) el escritor francés que además ejerció de moralista;  

“Una circunstancia esencial de la Justicia, es administrarla prontamente; hacerla esperar o diferirla, es ya una injusticia”

A la que no le preocupan estas nimiedades, es a doña Carmena. A ella le preocupa que le han tumbado su plan de hacer soviets en Madrid, con sus chivatos por barrios y bloques, que es lo que a ella le gustaría.

Me ha costado escribir hoy. A mis preocupaciones personales, que las hay, se le ha sumado la tragedia de Niza, pero al menos, para todos los de amplio espíritu y hay una gran noticia; “Cristiano se compra un Bugatti que va a 407 km/h y cuesta 1,5 millones”. Con esto, todos esos que se dejan la pasta que no tienen en taquilla, o en comprar partidos en las teles de pago, estarán satisfechos; su dinero está bien empleado.

La única duda es saber por donde va a circular a esa velocidad. Es para evitar esa carretera, porque después, en el hospital te pueden llevar una multa por molestar al héroe.

Hasta mañana.           Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España