Por ahí fuera, como siempre desastres, guerras, y ahora en verano, incendios, así que lo dejo.

Aquí, mientras el asesino liberado se va de tabernas con los amiguetes, don Pedro aumenta el coste salarial de los ministros un 30% y de los asesores un 25%. Eso, además de haber hecho más ministros, perdón, ministras, que nadie. Está visto que este ha hecho las cuentas del tiempo que va a poder estar al mando de la caja y ha decidido que cuando se vaya, o lo echen, no va a dejar ni un duro para los que vengan ni para el resto de los españoles. También para engordar su aura, ha autorizado el desembarco  del Open Arms con 87 inmigrantes en Algeciras, por supuesto, en la Moncloa no va a desembarcar nadie.

Sigue la operación de acoso y derribo contra el señor Casado. Me fastidia tener que defender estas cosas, al no ser yo del PP ni simpatizante, pero a mi sentido de la Justicia le repugna ese trato tan distinto para unos y otros. Mientras la juez señora Rodríguez-Medel, que por lo visto antes estuvo en Marbella, sigue agarrada al extraño caso del master, y lanzando insinuaciones en sus autos, a otra juez, la señora Alaya se la retiró de inmediato cuando se vio que llevaba adelante sus casos andaluces. Está claro que si alguna de ellas llegará alguna vez a ministro de Justicia, en este país, será la señora Rodríguez-Medel.

Aunque no me gusta dar mucho crédito a las cosas que circulan por el Güasap, esta vez hago una excepción para ver si alguien confirma o desmiente lo de este cuadro. 

 

La que se lo está currando es doña Teresa Rodríguez, la Delegada de Clase de Podemos, que ya se tira al río; “Teresa Rodríguez: “La red clientelar del PSOE se parece mucho a la mafia”. Veremos si la dejan seguir en su puesto.

Lo voy a dejar pronto, simplemente porque me voy a escapar del centro de Málaga, antes de que la Feria y sus exquisitos clientes terminen de copar las salidas y me voy a exiliar al campo. Para empezar, y sumándoselo a los aromáticos efluvios que ya flotan por el centro, esta noche han arrancado una moldura de hierro de la puerta de mi edificio. Estaba soldada pero por lo visto molestaba a algunos.

Pero antes de irme, por eso de “cuando las barbas de tu vecino….”, aconsejo leer el artículo del Mundo que habla de las azafatas y el personal de tierra en Palma. Esta es el título; “Ser azafata en Palma, la base de ‘alto riesgo’: ansiedad, puñetazos y defensa personal”; y esta la dirección,  http://www.elmundo.es/baleares/2018/08/07/5b65ef7ae5fdea875c8b4585.html

Con esto, y sabiendo que la Casa Invisible “busca apoyos a la espera del segundo aviso de desalojo del Ayuntamiento”. Esto es, apoyos para seguir ocupando un edificio sin tener ningún derecho, y seguir haciendo lo que les plazca en él.

Por supuesto, el Ayto. sólo preocupado por “planificar” la Feria, que es lo único que le importa, aunque por otro lado, le pongan multas millonarias que naturalmente tendremos que pagar entre todos; “El Supremo condena al Ayuntamiento de Málaga a abonar cinco millones de euros por tres parcelas/ ya le pusieron otra, que TiVo que abonar, de 6,2 millones por unos suelos en la misma zona”. De eso no se habla demasiado.

Mañana ya fuera de este Centro entregado a los invasores y los que me conocéis, y sabéis lo poco que me gusta el campo, podréis calcular el aprecio que le tengo a la Feria actual..

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España