Estamos de suerte, Inglaterra dice que no nos va a declarar la guerra y el Maúro ya no piensa en nosotros, ahora es la OEA la mala, es según él; “un “tribunal de inquisición”.

No pueden decir lo mismo en otros lados. En san Petersburgo otro ataque. Un tal Akbarjon Yalilov, de 22 años y de Kirguistán parece que ha sido el autor de la matanza. Hay víctimas, y aun se están contando los muertos y heridos, pero como este fulano sea yihadista, este puede ser el final del ISIS, ya que don Putin no se anda con tantos requilorios como Occidente.

Aquí noticias frescas. El paro ha bajado en Marzo, 48.559 parados menos. Ahora a esperar las lamentaciones de los sindicatos y de algunos partidos.

Una cosa preocupante es que en 18 meses, los ayuntamientos deben eliminar “vestigios franquistas”. ¿Esto quiere decir que también hay que eliminar los pantanos, las carreteras y la Seguridad Social…? A ver en qué manos dejamos eso de los vestigios. Aquí hay algunos que si hubieran sido franceses habrían quemado Versalles tras los Luises y después los Inválidos tras el señor Bonaparte…

Por lo demás, chorraditas. Por ejemplo que el Gobierno ahora se ha dado cuenta que en Valencia “discriminan a alumnos de castellano”. ¿Y en otros sitios qué? Lo que pasa es que a Cataluña o el País Vasco no se les tose, es más fácil regalarles instituciones para que ganen más dinero y dejarlos que hagan lo que quieran.

Y el PSOE insta a Nueva Canarias a que rechace los Presupuestos, lo que equipara el verbo ‘instar’ al de amenazar veladamente.

En la Cortijá, para salvar la cara mientras la cosa se difumina y se olvida, la “Audiencia de Sevilla admite a trámite la recusación del juez de los ERE”. Admitir a trámite es algo etéreo, algo así como un canto al sol que no obliga a nada, no es nada definitivo. EL resultado será “salomónico”.

Tengo cosas que hacer, así que voy terminando. Con una buena noticia para Málaga, los chinos de Huawei. La de los móviles, van a abrir aquí el tercer centro de atención al cliente de Europa. Es además una buena (mejor) noticia para esos ‘iluminados’ del señor que invirtieron en eso que llaman el Soho. Son los listos del lugar, mientras, el Ayuntamiento les sigue desviando la ciudad hacia ellos.

Para el final, un listo. Un fulano que fundó Twitter no vio el asunto como era y vendió su participación por 7.000 euros. Menos mal, porque siempre nos dicen que todos menos uno mismo, son triunfadores que ven la pasta a largo plazo… y se te queda cara de panoli.

Me voy.

Hasta mañana.      Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España