Nos estamos trocando en un país de milagros. No me refiero a aquellos antiguos donde los pastorcillos tenían la exclusiva de las apariciones, con los notarios en clara desventaja ya que a ninguno de ellos se les apareció nunca ninguna imagen. Ahora los milagros ocurren en las altas instancias de la política, y admito que aquí estoy cayendo en un básico oxímoron al juntar política con altas instancias, pues debería referirme mejor a “políticos altamente situados”.

Pero a lo que vamos, al milagro de la multiplicación de másteres y tesis doctorales. Cuando aún está caliente el cadáver político de la señora Montón, y estará tomando posesión su sustituta, de la que o por cierto ya sabemos que además de tener pasta tiene un carácter muy particular, ya que la señora Carcedo “denunció” a una guardería que hay junto a su casa, “porque le molestaba el ruido de los niños”, y ya tenemos otro lio en puertas.

Me refiero a la tesis doctoral del señor Sánchez. Los periodistas afines están intentando confundir al personal con que la aparición del libro coparticipado por este señor y su presunto negro es posterior a la tesis, pero evitan decir que en esa tesis hay párrafos y párrafos, además de gráficos, directamente “fusilados” de un informe de la Secretaria de Turismo y Comercio, (titulado “Metodología de la Secretaría de para la selección de mercados prioritarios), y que en esta secretaría, donde era ministro el señor Sebastián, era donde prestaba sus servicios el presunto negro, señor Carlos Ocaña, y que este informe es de…. 2005. O sea, que los datos cuadran. Ahora, toca hacer lo que le predica la señora Lastra; matar al mensajero que además aprovecha para decir que se quiere tapar la exhumación de Franco (¿?).

Y ya puestos, pensemos en cómo se va a tragar sus palabras otra ministra, la señora Margarita Robles, ya que el Gobierno va a mandarle las bombas a Arabia saudí, y el señor Borrell dice que lo hace porque son bombas muy eficientes y poco dañinas.  ¿Debería dimitir doña Margarita? Sí, pero para eso hay que tener honestidad.

Con estas cosas, y la complicidad de los medios, don Pedro, sin quererlo, le está haciendo un favor tamaño familiar (nunca mejor dicho) a doña Susana ya que evita que se publique nada sobre el marido “tieso” de la Presidenta, don José María Moriche.

Las andanzas recaudatorias de este señor, son bastante interesantes. Estaba “trabajando” como auxiliar administrativo del IFES, ese invento de UGT para colocar gente, y se cargaron a su nómina, la del señor Moriche, 102 cursos distintos en los que se repartían tres subvenciones que dio alegremente la Junta a UGT-A, entre 2008 y 2010, por la minucia de 25.008.656,75 euros (sí, veinticinco millones).

En esa categoría de milagro, entra también la multifuncionalidad y la valía personal de este probo ciudadano que siendo un mero auxiliar administrativo, estaba capacitado para impartir cursos, a veces usando de la teresiana cualidad de la bilocación, es decir estar en varios sitios al mismo tiempo, en materias tan distintas como las siguientes, que copio literalmente; “acciones formativas tales como  Informática de usuario, diseño web y multimedia, técnico de sonido, infografía de medios audiovisuales, vigilante de seguridad privada, formación técnica en orientación profesional para el empleo, fabricación eléctrica, tratamientos superficiales y pinturas aeronáuticas, diseño aeronáutico, montaje de instalaciones, inglés, atención al público, automatismo con control programable y técnico de sistemas de energías renovables”. Y… para el final, la mejor, “el curso de azafata auxiliar de congresos”. Esa valía de la que hablamos es tal, que estaba cualificado, según UGT, para ejercer de “tutor, evaluador y preparador de todo tipo de acciones”. Y, ¡ojo!, sin tener un máster que echarse al coleto.

Esto hace sospechar que esas vacaciones a 1.100 euros la noche, no las pagó doña Susana, puede que también  la pagara don José María, ya que con esas nóminas, seguramente posibles sí que tiene. Claro que de estas cosas, se habla poco, y ese es el último milagro de hoy, que haya una prensa tan libre y de tan alta mirada a la sociedad, que esa mirada se pierda en la lejanía y no vea la viga en el ojo propio.

De por aquí, preocupación en Marbella donde parece haber desatada una guerra entre gánsteres. En esto días aparte de la bomba de ayer, a un  fulano le dispararon y le rajaron la boca en eso que ahora llaman ‘sonrisa del Joker’, que es un moderno modo de hacerle la puñeta a un  prójimo.

Y en la capital, en completa armonía con la Agrupación de Cofradías, el Ayto. prepara cámaras para vigilar el centro. Serán seguramente cámaras también “milagrosamente selectivas”, que solo verán lo que interesa ver… a algunos.

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España