En Malasia han muerto seis buzos al intentar rescatar a un menor de un pozo, esto es menos mediático que aquellos de los niños del equipo de futbol. Son cosas de la vida. Una noticia de esas que yo llamo fastuosas, es la que habla que una compañía neozelandesa que va a imponer la semana laboral con jornadas de cuatro horas. Esto enlaza con nuestra ministra del ramo que quiere poner que los currantes elijan libremente su jornada laboral. Yo, que en mi momento dependía de las horas de mis vuelos, me pregunto si mi compañía pondría los vuelos a la hora que a mí me conviniese. Lo último del exterior, es que Estrasburgo les ha dado un palo en el lomo a los independentistas en su primera resolución sobre el 1-O.

Ya en estas tierras, parece, sólo parece, que 14 ex–importantes, incluido don Rato, pueden ir a prisión. Irán, si van, por eso de las tarjetas black y ahí hay de todos los partidos, para demostrar la altura de nuestra democracia que deja que se puedan poner de acuerdo… para robarnos.

Algo a lo que nadie presta atención, y quienes menos, esos del Gobierno que fueron a hacerse fotos con el Aquarius, es esto; “Cruz Roja, sin un espacio para acoger a las mujeres y niños rescatados de pateras”. Estoy esperando que alguno de esos que tanto los quieren les ofrezca alojamiento, por ejemplo en su chalet podemita.

En lo de siempre, el aTORRAnte primero se ha metido sus amenazas por ahí mismo, y para desahogarse ha escrito una carta a todo el mundo mundial. Seguro que el presidente de China y el de Corea habrán perdido el sueño con esta misiva.

En realidad lo que están esperando, es tener su primer muerto, a ser posible quieren que este sea frente a la Guardia Civil y no importa si lo mata uno de sus propios compañeros, Esto es lo que les falta en su emulación de la escalada nazi de los años 30, su Horst Wessel. Por si acaso, ya están preparando su “ejercito catalán”, aunque todavía se entrenan con armas de paintball, a la espera de ponerles los kalashnikovs en las manos.

En cambio, el que no se aburre es don Pedro. Cada día le dan entretenimiento con la ejemplar vida de sus ministras y sus pocos ministros. La de hoy es la ministro de Educación, que también tiene su chalecito (cuatro plantas, 9 habitaciones, 7 baños, txoko, cocina para el txoko y 4.500 m2 de parcela), que por supuesto, “olvidó” consignar en su declaración de renta. Personalmente confieso que como nunca he tenido tanta pasta, no tengo ni idea de que es un txoko, ni para qué necesita cocina ese txoko, pero seguro alguien me lo explicará. Por su parte otra de las ministras del partido, la de Hacienda, doña M.Montero, ya ha admitido que ese máster que relumbraba en su currículo, no existe, hizo sólo un “programa sanitario”. Desde luego, no parece que don Pedro se esmerara mucho en sus elecciones, o… es que Dios los cría y ellos se juntan, y además no había muchos de clara ejecutoria disponibles.

En asuntos más cortijeros, Gobierno nacional y Junta colaboran abriendo fosas a ver si encuentran a Blas Infante. Se ve que eso de exhumar cadáveres está de moda.

Para entretener al personal ha salido una noticia sobre un juez que llamó “bicha” e “hijaputa”, a una señora o señorita que dicen es víctima de violencia de género. Como además la señorita es modelo, esto va a dar mucho juego, es un favor que le ha hecho el señor juez a estos políticos que así van a pasar a un discreto segundo plano.

Lo que sí es preocupante es el caso de una bebé que murió porque s a padre se le olvidó en el coche. Es preocupante porque según la noticia, esto es más habitual de lo que parece (el pasado mes de agosto en Manacor (Mallorca), murió una bebé de 10 meses por un fuerte golpe de calor, olvidada por su abuelo; en julio 2009, uno de tres años en Leía (Vizcaya), cuando su madre olvidó dejarlo en la guardería). Es preocupante porque no son casos de maltrato, son olvidos, generalmente para irse a trabajar. Es para estudiar como nos afectan las preocupaciones. Tendré más cuidado si cabe.

En Málaga, más sobre muertos. El de Algeciras, un español de 29 años, confirmado que era el previamente secuestrado, y ahora tres muertos en una casa de Coín. Hay quien supone que pactaron su suicidio. Se verá.

El señor Marqués ya está desmontado. ¿Lo volveremos a ver? Tengo mis dudas

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España