Vamos antes a quienes nos han enseñado el camino, a Cataluña. Allí, don Puigdemont ya tiene su escandalito personal por subvenciones recibidas y por amiguete enchufado, pero para ganar tiempo dice, no va a declarar la independencia, seguramente para poder cobrar el sueldo unos meses con seguridad, aunque sí va a redactar una “constitución catalana”. Al paso que vamos, cada uno vamos a hacernos una constitución a nuestra medida, como los trajes.

A lo que iba, que no aprendemos. A cada momento veo a los sesudos comentaristas haciendo cábalas sobre si habrá pactos, pactitos o pactetes. Nadie parece pararse a pensar, especialmente tras el regalo de don Pedro a los nacionalistas de senadores para que puedan cobrar más, tener despachos y seguir a su bola, que esto ya lo hemos visto. Y no hace tanto, hace menos de una semana. Los de JxSí y la CUP estuvieron mareando la perdiz… cara al público, pero cuando vieron que podían perder el chollo, se pusieron de acuerdo en un pis pás. Aquí va a pasar lo mismo, tras el teatro correspondiente, cuando los nuevos Picapiedra, Pedro y Pablo, vean que pueden tener que ir a unas elecciones, en que nadie sabe qué podría pasar tras los espectáculos que estamos viendo, se van a arrebujar mutuamente, naturalmente “por el bien de España”. Echaran pelillos a la mar de sus pretendidas diferencias y se repartirán el pastel, naturalmente dándoles a los independentistas lo que haga falta para que los arropen. Es decir; lo ya visto.

Por cierto, los estudiantes de la Complutense ya van a sufrir el carmenato; “Se encargarán de la basura en la ‘Complu’”. Es para ampliar su formación ciudadana.

Ahora una noticia triunfalista que leí hace un par de días, de por aquí. Nos dice qué; “la apertura de negocios ganará seis meses con la reducción de trabas”. Esto me hace gracia. Durante las Navidades hemos visto noticias e incluso películas que nos contaban como don Steve Jobs ha llegado a millonario, cómo don Jeff Bezos montaba Amazon y se forraba, etc… Pues bien, estos “iluminados” aquí estarían todavía trabajando en un supermercado, porque aquí, “antes” de montar nada, empiezan a pedirte licencias, certificados, papeles, y todo tipo de cosas raras qué, generalmente te impiden llegar a ninguna parte. Quien no tenga un pastón detrás respaldándolo no puede montar ni un puesto de botijos artesanos (no estarían homologados ni cumplirían con la normativa), todo esto aparte de que en el garaje de mr. Jobs no le permitirían montar una industria, ni tener a gente currando sólo con la promesa de un reparto de beneficios, sin sueldo, SS, ni sindicato de clase… Así que esto está muy bien para las películas y para los amigos de los concejales, pero para la gente de a pie son sólo eso, películas para pasar el rato.

Para el final, una de cinismo; “García Marcos pide al tribunal que suspenda su ingreso en prisión por el ‘caso Malaya’”. Trullo a la carta.

Me voy, esta tarde vuelvo a la radio, en COPE (889 FM, 105.5 FM o 882 OM) a las 18,00, como otros años, hasta que los amigos de las colaus y las carmenas lleguen aquí.   Hasta el lunes.  

post Xmas 2  web  Pepeprado

Se va el arbolito de este año...

Se va el arbolito de este año…

 

  

Written by