Volvemos a ser casi normales, con la extraña normalidad a la que nos han acostumbrado. Nuestra sociedad asiste impávida a la tragedia de los refugiados bajo los copos de nieve en cualquier frontera, y, para compensar, futbolistas y artistas han empezado a repartirse premios entre ellos.

Por aquí, preocupa que una ministra haya dicho qué; No está en la agenda del PP reformar el copago farmacéutico”, porque según la tradición, cuando un ministro o ministra niega algo, es que va a pasar ya mismo.

Siguen también las corruptelas; en Valencia, están juzgando a la ex alcaldesa de Castellón, y se sabe además, que el dinero de la Generalitat valenciana para luchar contra el sida, se fue en comisiones para los amiguetes. Los pujolines siguen intocables, aunque, hasta un partido político, C’s, se atreve a criticar el enriquecimiento de esa familia y su “beneficio judicial” sin que a nadie se le ocurra hacer nada práctico.

Para no faltar, en Andalucía un empresario vendía peonadas falsas, me imagino que a cambio de dinero y votos. Así se embolso 614.000 euros. Lo habitual, normalidad.

También como siempre, para entretener al personal, se ha removido el asunto del Yak-42, qué, cuando convenga, se volverá a enterrar.

Y siguen los desvaríos totales que nos muestran esta sociedad descabalada y descabalgada de la realidad y la cultura. Ayer, otro ayuntamiento dio muestras de su clarividencia social, el de Almonte. Estos linces de la administración, quieren hacer un columbario, que por lo que dicen ellos, va a ser un lugar “para esparcir las cenizas de los difuntos”. Para ello, ¿qué mejor lugar que la mismísima entrada al Rocío, allí por donde pasan todas las carretas y las cofradías? Como es natural, ya se ha liado el pitote, pero lo maravilloso, es que ¡ellos se sorprenden del lio que se ha formado! ¿Quiénes son los que eligen a estas lumbreras con esas dotes de futurología incluidas?

Claro, que para tener una idea más clara del ambiente nacional, recomiendo ver un video de un programa de ¡Ahora Caigo!, donde dos mozalbetes lucieron su incultura manifiesta no reconociendo la Guerra Civil con unas pistas que eran de libro de primaria. Lo malo es que estos berenjenas, seguro son de los que van a las manifas de la Memoria Histórica, y de los que despotrican de esa dictadura que les dieron como pista y no supieron reconocer. Todo es una vergüenza nacional, no su incultura, sino la del país que ha consentido que los jóvenes lleguen a una edad adulta con ese encefalograma plano… y encima se atrevan a ir a concursos a demostrarlo.

Por eso, esas actuaciones de ayuntamientos oficiales y concursantes privados ineptos, no son más que las consecuencias de estos años en los que lo importante, era echar abajo planes de estudio y se olvidaba si alguien estudiaba algo de verdad.

En Málaga, más de lo mismo. Ahora mismo, mientras se preocupan por peatonalizar, el ayuntamiento colecciona problemas sin resolver; el asunto Limasa, los bomberos en pie de guerra y la futura confrontación con el Gobierno que quiere soterrar el tren del puerto, cosa a la que,  naturalmente, se opondrá.

No importa, estas cosas se dejan pasar, porque lo importante es qué; ¡La FIFA aprueba un Mundial con 48 selecciones a partir de 2026! Esto, lo que compensa, lo inventaron los romanos; pan y circo. Pero mejorado, ellos ponían el pan.

Hasta mañana.      Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España