Otro capítulo de la Parrala colombiana. Hoy sí está secuestrada la periodista, lo dice el Gobierno colombiano, el mismo que ayer decía lo contrario. Muy fino este gobierno.

Su vecino el Maúro, al que le gusta más un micrófono y una cámara que a un tonto (otro tonto) un lápiz, se ha enterado de los de los debates y él quiere también estar en uno con don Rajoy y Cía. Donde no quiere debates es en su pueblo, allí sólo habla él.

Ya Aquí, los catalanes siguen dando la nota, pero la nota a la baja. Los alegres chicos de Moody’s se la han bajado hasta el nivel de Nigeria o Bangladesh. No importa, el president por casualidad lo va a arreglar; le ha pedido al Estado español, otros 7.500 millones. Con esto podrá “arreglar” lo de su independencia. Ni cara que gasta el pollo.

Por su lado, don Albert Rivera ha puesto el dedo en una de sus llagas. Ha dicho, literalmente, que don Pujol es “como un mafioso que tiene información de mucha gente y por eso no le meten mano“. Esto lo sabíamos, pero nadie quería decirlo en voz alta. Gracias don Alberto. 

A uno de sus súbditos, los de órbita pujolera, don Trias le crecen los otros enanos. Ahora se sabe que no sólo pagó el alquiler a los okupas, también los impuestos. Muy hábil, sólo que con el pequeño detalle que lo pagó todo con cargo al bolsillo de los ciudadanos catalanes.

Y con esto, entramos en otra de esas majestuosas muestras de la hipocresía nacional. Nos llevamos las manos a la cabeza con los manejos de don Trías, pero… ¿alguien sabe las cuentas de esa llamada Casa Invisible, que nuestro alcalde les tiene regalada a otros okupas? Porque, en ese palacio, que no se sabe porqué los malagueños le hemos puesto a esos “artistas”, ya hay hasta un restaurante abierto al público y no sabemos si a ese se le han pedido algunos de esos papeles que tanto gusta de pedir el ayuntamiento a los establecimientos consolidados que pagan sus impuestos.

Lo mismo si algún día se supieran estas cuentas, nos íbamos a quedar alucinados, pero nunca saldrán.

Claro, que estas cosas y estas hipocresías cuelan por haber, la ciudadanía, bajado el listón para elegir a sus representantes. Por ejemplo, veamos las ideas de una candidata al senado de uno de esos partidos independentistas de algún lado; “Loreto Amorós, candidata al Senado, en Twitter: “A mí después de comer me da por follar”. Esta esclarecida ciudadana, en otro momento tuiteó (es lo que está de moda, tuitear), hablando del arzobispo de Toledo; “No se perderá una bala en su nuca”. Y con estos avales, se presenta al senado, aunque son los mismos con los que el tal Otegui, se presenta para lehendakari a pesar de estar suspendido por sentencia firme a no poder ejercer cargo público y optar en elecciones. Aquí vale todo.

En Málaga, que la gente ya se da de baja con total normalidad, es decir, cada vez más.

Para el final, dos noticias sobre eso llamado cultura. La primera viene de Atenas, donde arqueólogos griegos, dicen han hallado la tumba de Aristóteles. Esto sí es memoria histórica.

La otra, es que ha muerto, q.e.p.d, don Arturo Pomar, el prodigio del ajedrez, aquél al que muchas madres de entonces querían que nos pareciéramos sus niños. Las de ahora, quieren que los suyos e parezcan a Belén Esteban o a CR7… Así vamos.

Hasta mañana.           Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España