Hoy las noticias de ahí fuera son originales. Para empezar nos cuentan que ese virus que ha puesto en jaque al mundo mundial, fue frenado por otro surfero (este de los de verdad) de 22 años que lo que hizo fue gastarse 10 dólares y comprarlo. Después, que los podemitas no tienen un buen día. A don Tsipras se le está cabreando el personal griego, y en las Américas, el ideólogo de Chávez ha puesto a los asesores podemitas del Maúro a caer de un burro, los llama “asesores idiotas podemitas”. Lo llevan claro.

En el Lavadero Nacional, ahora los de la Policía Urbana de Cataluña se matan unos a otros, y por el camino que lleva el asunto, no parece ser un asunto de faldas, sino que puede que sea de más profundidad. Esperemos que lo aclaren… si de verdad quieren aclararlo.

A la oposición descerebrada se les está yendo de la mano el asunto de descalificaciones y juicios paralelos. Ahora acusan a don Catalá de tener un «plan perfecto para proteger a sus corruptos», y en otra vuelta de tuerca, quieren meter en el saco a doña Cristina Cifuentes. A mí, personalmente, me da la impresión que con tanto gastar fuerzas en salvas, lo que están haciendo es consolidar a don Mariano, dándole eso que en España gusta tanto; el carné de mártir. Algo debe haber cuando incluso con estos ataques, los marianistas siguen saliendo en las encuestas, incluso en las que pagan los otros, como vencedores potenciales. A ver si va a resultar que el amado pueblo no está por la labor.

Lo que está resultando fructífera es la campaña de los socialistas para ser el/la baranda del lugar. Primero doña Susana prometió que si ganaba ella y el PSOE no remontaba, “ella se iría”. Ahora es don Pedro el qué, animado por el peligrosísimo apoyo de 1.000 sindicalistas, se tira al rio con esta espectacular promesa; “Susana es una traidora; si ella gana, me voy del PSOE”. Con esto ya hay una conclusión firme; a ambos se les olvida la existencia de las hemerotecas, aunque claro, con las interpretaciones que después dan los políticos a los resultados, nadie va a reconocer lo que no le interese y esas (bellas) promesas se quedaran en humo.

En nuestra olvidada provincia, una demostración de lo avanzada que es la sociedad periférica a la Cortijá. En un pueblo, importante, Campillos, se va a tener que abastecer a la población a base de cubas de agua. Esta medida “de emergencia” va a durar “al menos hasta el otoño”. Es el imparable progreso hacia el siglo XIX.

A cambio, es una gran noticia que en Fuengirola ya se juega a los que gusta en Trumpolandia. Otro pasó más en la colonización yanqui.

En la capital, seguimos la tradición nacional que impide hablar de Málaga para nada bueno, pero que está atenta, en televisiones, radios y periódicos cuando las noticias son malas. Le están prestando gran atención a la renuncia de don Antonio Banderas, que al menos ya ha aclarado quienes son los lo que lo han “insultado y humillado”; IU y Podemos. Al menos esto hemos sacado en claro, saber de qué va cada cual. Por cierto, el futuro del Astoria, vuelve con Karina; al baúl de los recuerdos.

Hasta mañana.      Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España