No solo la no-investidura que a partir de hoy se va a escenificar, que eso ya lleva previsto varios meses. Hay más detalles que demuestran que esta sociedad está como para preocuparse. Los desamores de don Pedro y su ceguera personal las lleva pregonando a  voces, y el estilo de don Mariano sigue inmutable desde siempre y pase lo que pase, así que este teatrillo es sólo eso, una forma de llenar horas de emisión  y páginas de papel.

Lo que invita a preocuparse es ojear y hojear los media. De por ahí fuera, con todas las barbaridades que pasan, ayer parecía que los más importante era la “consagración” de Beyoncé. No ando muy al día de jitpareids, pero nunca que pongo la radio, escucho ningún a canción de esta diva. Personalmente, siempre recuerdo que en arte (el de verdad) alguien me dijo de las imágenes del barroco qué, salvo honrosas pero escasas excepciones, “cuanto más sangre, menos arte”. Esto, lo aplico a la música, y “cuanto más piel enseñan, menos arte como cantantes”.

Vengámonos ahora a nuestro país. Anoche en un zapping me quedé pasmado. Tele Cinco, que ya ha traspasado todas las fronteras, le daba altavoz y aplausos al tal Güili Toledo, un impresentable que solo vive de la subvención y del mamoneo. Si ya hemos llegado al extremo de qué, por la audiencia, “vale todo”, incluso recurrir  a estos babosos, es que la cosa se nos ha desmadrado en demasía, no sé si me gusta cómo está este país antes llamado España…   

Por otro lado, ayer mismo en Málaga se originaron dos noticias. En la primera, en Marbella, los ciudadanos se volcaron “acudiendo de forma masiva a Nueva Andalucía”, para intentar donar médula para un conciudadano en apuros, don Pablo Ráez. En la otra, se hablaba de una plaga de mosquitos en el área de las playas de la Misericordia. Resumiendo, una noticia positiva, la de la concienciación ciudadana, y otra negativa sobre un defecto de algo o alguien. ¿Cuál tuvo cobertura mediática nacional, extensa y muy documentada? Naturalmente, la segunda, ya que siguiendo la tónica habitual las cadenas nacionales solo hablan de Málaga para lo negativo. 

Si en Málaga, no llama la atención el ser la que más donantes de médula tienen, y en cambio  es el foco de atención por lo de los mosquitos, mal lo llevamos. Especialmente cuando lo de los mosquitos es previsible. Un año sin lluvia, con solo escasos charcos fangosos y sin pajaritos que ayuden a controlar las larvas, es una bomba biológica a punto de activarse. Es sólo una muestra más de ese desapego de las clases gobernantes por practicar políticas de prevención. Es más fácil, ir ahora a hacerse las fotos con el mono para demostrar preocupación, que haber saneado el área de forma callada y… hasta más barata.

El verano se está acabando, las elecciones no. Seguiremos mañana.

Hasta mañana.           Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España