Así me he quedado al saber que el PNV es el que me va a subir la pensión. Creía que había visto de todo en esta política de cuchipandas y gorrinadas que vivimos y sufrimos, ¿pero esto…? Me ha dejado de una pieza.

No me ha pasado eso con el anuncio de don Alberto Garzón, el Enterrador, qué, según lo previsto, para hacer méritos, está pidiendo a sus ¿compañeros? de IU que simplemente se hagan el harakiri y se integren en Podemos, así él podrá tener un buen enchufe.

De los desafueros habituales, ahora sale don Montoro, el último benefactor del de Waterloo, diciendo que sí, que hay facturas falsas de la Generalitat. ¿Este hombre para quién trabaja? Siguen mientras tanto los rumores sobre doña Cifu. Esto tiene gracia, esta mintió sobre algo que no servía para nada más que darse lustre, intentó (que no consiguió) hurtar 40 o 50 euros, y la que hay liada. Otros como los pujolines, o los junteros, (por nombrar a algunos) han “desvanecido” cientos de millones, y por ahí andan tan frescos. Nadie, por ejemplo, de los que ahora tienen que pagar el Impuesto de Rodaje, sabe cómo hacer para reunir la colección de coches de alta gama del pujolín heredero. Especialmente cómo se hace eso de tener esa colección…, honradamente.

Los otros focos de interés, son los judiciales guarrindongos, los de los sinvergüenzas de a pie. Hay saldrá la sentencia de los de la Manada. Seguro que los dejaran sin postre una temporada, y a la calle. Hay algunas más, pero todas serán a favor de los malos, porque aquí somos así de güenos.

Hoy me he enterado cómo son las pruebas de Pisa. En Málaga se eligen 400 alumnos, los mejores,  de 10 centros, también “seleccionados”, e imagino que así será en toda España. Entonces, la cosa es aun peor. Yo creía entraban todos en el saco, pero resulta que estamos siempre en la cola, a pesar de haber “elegido” a los supuestamente mejores colegios, y de estos a sus mejores alumnos… Si con eso, estamos en la cola, que pasaría si no hubiera esa preselección. No quiero ni planteármelo.

Eso de Pisa no afecta a los dirigentes. La consejera de Educación de la Junta, doña Sonia Gaya, ahora, y sin siquiera ruborizarse, ha reconocido en el  Parlamento andaluz, que al fiscal que mira lo de la enchufada de lujo, “se entregaron documentos «de dudosa veracidad a la Justicia»”. Esto, así para entendernos, quiere decir que mintieron (¡hombre, como doña Cifu!) y que la plaza a la hija del inspector jefe, fue totalmente dactilar y de regalo, es decir, como el máster de doña Cifu, pero cobrando todos los meses. Y no pasa nada, señores.

Tampoco estas cosas afectan al máximo dirigente, a nivel nacional, de Educación, el señor Méndez de Vigo, que ante las acusaciones de maltrato a los alumnos de educación especial, “no abre expediente a los docentes”. No quiere saber nada. Parece que el estilo de don Mariano, ponerse de perfil y esperar a que todo se arregle por sí mismo, está creando escuela en su partido. Después, cuando lleguen unas elecciones, se estrellen y no haya enchufes para todos, seguro se echarán las culpas unos a otros, y olvidaran que han tenido a la ciudadanía desatendida, el chiringuito arrinconado y se han preocupado sólo de sí mismos.

Para echar sal en la herida, una noticia de esas que alborozan a sindicatos y podemitas; “Mal arranque de año: 124.000 empleos destruidos y casi 30.000 parados más”. En Málaga también hay más parados, pero en el periódico local, hay una curiosa excusa al decir que esto es porque hay más ciudadanos y que todos estos, llegan aquí ya con la vitola de parados. ¿Será que están contando a los turistas en esto?

Llegados a Málaga, cada vez se demuestra más lo que me dijo un amigo hace décadas; no tenemos medida. Aquí, si algo funciona, al día siguiente hacemos mil más de lo mismo. Esto le pasa a este aspirante a líder; “Bendodo anuncia una ampliación del Caminito del Rey, que duplicará su recorrido”. Como esto ha salido bien, a ver si lo alargamos, por ejemplo, hasta Ciudad Real.

Y una noticia de la que el Ayto. debería tomar nota…en el improbable caso de que quiera aprender algo; “Egipto declara la guerra al acoso de los comerciantes a los turistas”. Con esto, me voy.

Hasta mañana           Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España