Estamos ya en el primer finde sin celebración (que yo sepa), y a ver si lo pasamos tranquilos.

En yanquilandia don Trump ha sacado la lengua a pasear, ha mostrado su falta de caridad y su intolerancia llamando «agujeros de mierda» a varios países, Ha dicho que él quiere inmigrantes de Noruega, aunque no sé si a los noruegos esto les va a interesar. En otro sitio, actualmente más democrático y con partidos más dispuestos a gobernar, Alemania, los dos grandes, doña Anguelita y don Martin, se han puesto de acuerdo. Espero que estas noticia se las lean a algunos de aquí, algunos de esos que anteponen el “nunca contigo” al bien del país al que dicen servir.

En nuestro todavía país, sigue el Gran Problema., pero ya es un problema para todos, incluso para los que lo han puesto en marcha. Los empaquetados se están bajando del tren de la DUI a gran velocidad, los aspirantes a neo-elegidos dicen que nunca será para ser carne de cañón (o de trullo), o se borran, e, incluso, a la zarina del Puigdi, que es el epíteto cariñoso-cursi que le han puesto “sus” periódicos al Caganet de Flandes, la van a echar del trabajo, de ese trabajo que su marido le “fabricó” a medida. Hasta para ser rumana hay que tener suerte; llega y la hacen directora de una tele que le hacen a medida, simplemente por coyunda.

Dejando esto, que ya es un aburrimiento, he encontrado una pregunta interesante en la parte local malacitana, pero que me sirve para todo el país; ¿Dónde dan clases los mejores profesores de Málaga?

La encuentro interesante para estudiar el sistema de selección de maestros. En este país nuestro. Cuando ahora se habla de efectividad, de progresión, de competitividad, de superación, aquí, solo miramos los puntos, la antigüedad, y lamentablemente, en muchos de los casos, la afinidad política de los que manden en cada lugar. Eso de medir la valía de los profes, su entrega y sus ganas de trabajar en lo suyo, no se valora para nada. Hemos conseguido que con este sistema de puntuación, la gran mayoría de los docentes de la pública, estén en un sitio en el que no quieren estar, fuera de sus casas y de sus familias, y solo esperando que pase el tiempo para “tener los puntos” necesarios para poder estar, al menos, en su provincia., Para hacer esto más incoherente, los maestros tienen que luchar contra esas leyes injustas que hacen que las localidades costeras y pacíficas, sean el lugar donde se quieren trasladar los maestros de otras regiones donde les exigen lenguas vernáculas extrañas, adhesiones sin fisuras e imposición de doctrinas que no son de su agrado e impiden que otros vayan allá. Todo esto, hace qué, por ejemplo, para un maestro/a de Málaga, resulte casi imposible quedarse en esta su tierra, porque muchos puestos están ocupados, por vascos, catalanes, mallorquines, etc… que vienen buscando una vida más tranquila. Otra cosa es la privada, esa tan denostada, pero donde al menos, los docentes saben que si se lo curran, pueden trabajar sin problemas. Lo dejo para pensar en ello.

De la vida diaria, hoy coinciden dos puñetazos, uno en Madrid, en las afueras del Wanda, y otro en Málaga a la puerta de un pub. En ambos, las víctimas han perdido un ojo. En el de Málaga que ya está siendo juzgado, le piden al agresor, que lo fue sin haber sido provocado, le piden 9 años. Para mí, qué, que esta vez accidentalmente, perdí gran parte de la visión de uno de mis ojos, y sé la cantidad de inconvenientes que esto me ha causado durante el resto de mi vida, esos 9 años me parecen muy pocos, especialmente por la intencionalidad de los golpes. Quizás si estos salvajes hubieran tenido mejores maestros esto no habría pasado.

Antes de irme, (tengo una día ocupado, con Foro incluido) un chiste; “De la Torre tendrá que decirle al PP antes de abril si repite como candidato”. En esto se están pasando la pelota unos a otros, el partido quiere que se proponga él, y él quiere que lo proponga el partido, todo para poder echarle la culpa a otros. Es una lástima que el porvenir de esta ciudad esté en manos de algunos.

Hasta mañana           Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España