Siempre defiendo que cada cual tiene derecho a sus preferencias, incluso yo. Por eso, me encantan noticias de este tipo en los que aclaran grandes dudas de la Humanidad; “Los delfines hembras pueden experimentar placer sexual”. Estas noticias hacen descansar a esa parte del amado pueblo que estaba que no vivía ante esa duda existencial.

Aparte eso, en Hong Kong han condenado a los que montaron aquello que se llamó ‘la revolución de los paraguas’, que aconteció en 2014. Tampoco parece que su Justicia sea demasiado rápida. Finalmente, en UK, doña There y su gobierno no ven fácil negociar con Mr Corbyn, así que es posible, aunque personalmente no me lo creo, que se vayan de Europa el 12 de abril.

Aquí, el gran chiste, y es grande porque cuesta unos 300.000 euros pagados por el contribuyente, es la macro encuesta del CIS del Máster Chef. No es preciso ni leerla para saber que el PSOE va a ganar hasta en Tombuctú.

Al menos sale uno diciendo la verdad, y como siempre que alguien la dice, yo la recojo. La  dice el señor JA Delgado, inspector del Banco de España y acredita lo que todos sabemos; “Las retribuciones en Bankia eran disparatadas». La pena es que sólo habla de un banco, y no de los gobiernos nacionales y regionales, esas juntas desmadradas y esas empresas nacidas al amor de unas siglas. Una pena.

El Tal entretanto, se dedica a lo suyo, a contentar a los que él cree lo van a mantener. Les está preparando una “unión institucional” para que el PNV se pueda anexionar Navarra. Estos, a toro pasado y cuando han visto lo imbécil de su postura, ahora se arrepienten de su campaña para vetar al Juan Carlos I (el barco, no el emérito, que a ese lo siguen teniendo vetado), y dicen que están locos por que vaya allí el Juan Sebastián Elcano.

De los Otros, don Pablo Casado habla de mejorar las pensiones y darles una bajada de impuestos a los que sigan currando ‘ad infinitum’. Es lo de siempre, prometer la luna si es necesario.

A los del otro don Pablo, les ha salido un granito, y es que se sabe que la caja de ahorros, separatista, que le dio la pasta para comprar el casoplón, se lo está cobrando en negocios con todos los ayuntamientos en los que estos mandan algo. La caja que se llama Caixa d’Enginyers, y que para salir en los papeles pone Caja de Ingenieros, anda trincando por doquier. Para eso le dio la pasta al Jefe y también aflojó los 150.000 euros para que doña Forcadell saliera del trullo.

Este don Pablo, unos días se queja de que los medios lo tienen castigado, y otros dice con su habitual finura; «Me gustaría ser padre de mis hijos sin tener que estar todo el puto día en la televisión». Eso que él va hasta a las televisiones públicas, privadas y privadísimas, como es en la que ha hecho estas declaraciones, una emisora de un youtuber. Allí ha reconocido que sus primeros amores con don Pedro, este lo citaba en hoteles para charlar de lo suyo, en plan clandestino (el adjetivo lo pone él). Para redondear la entrevista ha elegido un nuevo lema electoral, especialmente dirigido a los jóvenes; “¡Votad, cabrones!»

En las guarrerías nacionales entra de lleno esa “oferta” del asesino Carcaño de pagar su multa a los padres de Marta a razón de 20€ mensuales durante los próximos 1.416 años. La familia se ha opuesto, y lo considera humillante… yo  también. Creo que por este tipo de afrentas la Justicia también debería tomar alguna medida contra este salvaje.

Otra gilitontéz viene de esa ¿asociación? podemita llamada “Europa Laica”, que exige a la Junta Electoral prohibir que los políticos vayan a hacerse fotos con las procesiones. Ellos solos, son los guardianes de la libertad. Más gilipuertas no se puede ser.

De Málaga, mejor no hablar. El Ayuntamiento, no cesa de hacer cosas raras, ha puesto tapas de alcantarilla donde se auto nomina en catalán; “Ajuntamiento de Málaga”, aunque puede que aluda a que son un juntamiento de gentes “originales”. Para compensar estas cosas, quieren, aunque no lo conseguirán, que los patinetes no se aparquen en las aceras. Esto, cuando ellos quieren hacer de todo el Centro una inmensa acera, es inviable, así que a ver cómo le venden la moto a las empresas patineteras.

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España