Vamos a ver. Ya me lo temía el lunes, con esto de la Semana Blanca iba a primar la irregularidad en esta cita diaria. El martes tuve una cierta tranquilidad; el miércoles, a la mitad tuve que recoger los bártulos y dedicarme a otras cosas; ayer jueves, contra todo pronóstico pude escribir tranquilamente algo meditado, y hoy, viernes… ni idea. Lo mismo puedo dedicar a esto un ratito o lo tengo que dejar a la mitad. Ya veremos.

Por si acaso, no me voy a embarcar en las mediocridades de cada día, prefiero profundizar en grandes temas.

El primero de ellos, es algo que tiene a toda África en un sinvivir; si el Tal pierde las elecciones, (que hasta eso puede pasar), ¿qué pasará con doña Bego, la Reina de África, que tan gran labor está realizando? Todo el continente (y el LDL y el Carrefour) andan en vilo y preocupados de la posibilidad verse privados de tan importante soporte. Esto debería aclararlo alguna ministra de las imprescindibles, o… mejor, escribir un libro sobre ello. Tambien la empresa que tan raudamente la contrató podría explicar los éxitos de la Dama, lo acertado de su elección e ilustrarnos con un máster (¿quizás en la Universidad RJC?) sobre “Compatibilidad laboral y viajes continuos”. Esperemos noticias.

Entretanto, al tener ratos dediocados a la reflexión profunda he visto la luz. Ya sé porque nos va tan mal. Escogemos para políticos y dirigentes a los más torpes del lugar, mientras que, a los más listos, a los que todo lo saben y tienen en sus privilegiadas mentes todas las soluciones, los dejamos que se dediquen a… comentaristas y contertulios en programas de radio y televisión. Allí es donde derraman su sabiduría sin que el país les haga caso. Concretamente en el lio actual del Proceso, o mejor, de los que originó el Proceso, es decir aquello de la DUI, según oigo en la radio y en la tele, todos, absolutamente todos los opinantes de estos programas sabían lo que había que hacer, incluso desde hace décadas. Esto lo tenemos que arreglar, no podemos desperdiciar tanta sabiduría mientras los que mandan nos meten en esos cenagales.

Ya puestos en el día de hoy, nos dan otra muestra de ese desequilibrio nacional. Un líder tan sólido como es don Garzón el Enterrador, sí don Alberto el viajero infatigable a Venezuela, consigue rizar el rizo de la trituración de su partido. Se vuelve a unir bajo la capa protectora, (protectora para él, claro, no para su partido), con el Marqués de Galapagar, y para darle coba su consorte, a esta neo-coalición la llaman “Unidas Podemos”, (no unidos, unidas). Con esto quedan a la mitad del ahora omnipotente lenguaje inclusivo, porque para estar en la norma, deberían haberle puesto ‘Unidas Podemas’. ¿A qué sí?

Por lo demás, el resto de los políticos siguen dando muestras de su clarividencia. El Tal anuncia a bombo y platillo que su número dos por Madrid será doña Carmen Calvo o Calva, toda una sorpresa. Sus ministros remanentes siguen aprobando cosas a toda velocidad. La indolencia de estos últimos meses, ahora se ha vuelto estajanovismo en estado puro. Con el permiso de su copresidente son Pablo, hacen un decreto de alquiler y viviendas que es un canto al sol, Mantienen a la vez la semana de 37,5 horas, aunque quizás un día de esto la reduzcan a 37,2, esto para los funcionarios, claro, naturalmente para los afectos al partido, hay manga ancha. Por ejemplo, para el lince del que hablábamos ayer, el subdelegado del PSOE en Castellón, se sabe ahora, que además de la gasolina también cargaba por averías ficticias del parque del la subdelegación las de sus coches, hasta ahora por eso de las averías salen 15.557€ . Por supuesto, su lista de gastos es un monumento a la “honradez”

Los otros, en su mundo. Uno de los dos gemelos, Zipi, aprovecha el Proceso para meterse con Zape, y todo así… Así que mejor dejarlo.

De la capital, que han recuperado joyas de los Dalton, que han detenido a uno que robaba cajeros en Alemania ¡con explosivos!, etc… cosillas nuestras y de nuestra amplitud de miras para acoger a lo mejorcito de cada familia.

Y una cosa que me ha sorprendido. Una cofradía, no diré cual, da bonos descuento para salir en su día, por traer a otros a apuntarse. Que cosas hay que ver….

Bueno, no me puedo quejar, aunque haya sido a trompicones, he podido acabar lo de hoy…no puedo pedir más.

Hasta mañana.                  Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España