Todo se vuelve raro. Para empezar don Donald le promete al Gordito que seguirá en el poder si renuncia a las armas nucleares”, enteramente como si él fuera el árbitro en Corea, En el otro extremo, el Presidente de Colombia, anda acusando al Maúro de “comprar votos a colombianos”. Por lo visto por allí cualquiera puede votar en cualquier parte… siempre que sea lo ordenado. También es raro que la fiscal alemana, la que se supone tenga que perseguir delitos, lo que haga es amenazar al juez señor Llarena.

Lo raro es aún más raro en nuestro país. Es no raro, sino rarísimo, que sea noticia y discutible, que se les pida a los etarras y sus colaboradores cumplir con las sentencias y pagar los platos rotos y los muertos que amontonan. Esto, cumplir las condenas, se está haciendo cada vez más selectivo, y va quedando solo para los españoles de a pie. Están exentos, políticos, personajes cercanos a lo regio, presidentes de Pajas, terroristas y chicos de Partidos importantes.

También es, cómo mínimo, rarillo el asunto de las hipotecas. Cuando un ciudadano, llamémosle, normal pide una, ya sabe se va a dejar hasta los dientes en ella, pero si eres de Podemos, y vas a un banco cercano al Procés, sí te pueden dar 500.000€ al euríbor+0,50%. También suena raro todo lo referente a esa cooperativa que le ha dado el préstamo a don Pablo y doña Irene. Ahora queda por ver a quienes van a contratar de jardinero, de ayuda de cámara y nanny para los peques, y si los van a dar de alta en la SS, o van a seguir el estilo propio de don Echenique y compañía.

No digamos raro, que un menda, al que han “colocado” de President, se haga un juramento a su medida y lo haga en menos de dos minutos. Bueno este al menos, va a sacar tajada inmediata, porque sus obras completas van a ser leídas en toda Europa, algo así como el Mein Kampf . Esto le puede venir bien para pagar a su alcaldesa doña Colau, que le lleva puestos varios procesos de embargo por impagos a su empresa, “A Contra Vent Editors SL”. El último del pasado abril. Aunque, claro, conociendo la “flexibilidad” de la alcaldesa, lo mismo todas esas requisitorias se olvidan convenientemente, y esto sí que no sería raro.

En nuestras cercanías, ya nada nos parece raro. No lo es, que en pleno follón por los sucesos de Algeciras, el Ministerio de Fomento diga que “se compromete a aumentar la inversión en el eje Bobadilla-Algeciras”. El sistema tradicional del señor Mariano; pagar con dinero contante y sonante a todo el que proteste, así se callan y el problema queda aplazado.

Quizás haya sido este anuncio el que haya hecho entrar en éxtasis a su  representante marianista en esta región, que ya, subido en la nube, en su nube, está haciendo hasta “su” Gobierno para Andalucía, y repartiendo puestos en él. Uno se lo va a dar a don Elías Bendodo, porque sí, por ser bueno y no dar la lata. No se sabe si esto ha provocado risa a la Jequesa o lo ha despachado con un simple  ¡mecachis! y punto.

Aquí, en esta ciudad, ayer Andalucía Diversidad, que es otra de esas organizaciones que hay por ahí, que tienen sus jefes, ayudantes, subalternos etc… “instaló ayer una mesa informativa”. Imagino que esto tiene que ver con las manifas de ayer en mi plaza. No tengo que aclarar que yo, a estas alturas, es raro que me asome a ver de qué va cada manifa. Pero por lo visto, es que hay un problema, no solo de homofobia, también de  transfobia y ayer era el Día Internacional de eso. Habrá que sumarlo a aquello del Día de ir en bicicleta, el del turrón y otros días más que no sabemos. Sería interesante que alguien hiciera una guía de las muchofobias actuales para mantenernos informados.

Lo gordo es que la Alameda dicen que va a cambiar, qué como dijo un eximio hombre político, “no la va a conocer ni la madre que la parió”. Ya les está estorbando la estatua del señor Marqués, aunque esta vez no la tiraran al agua en el Puerto. Ya verán donde colocarla. También les está estorbando la popularmente llanada Tribuna de los Pobres, a la que quieren sustituir por una con menos escalones. Será para que quepan menos pobres.

Me voy, pero con una historia enternecedora. Ha habido una denuncia por tocamientos y agresión (mínima) sexual, pero… ¡tararíí! La ha interpuesto un taxista contra una finlandesa de 22 años, que según él, le metió mano. La han detenido, pobre chica. Pobre taxista.

Hasta el lunes                             Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España