Por ahí fuera cosas varias. Por un lado, en Italia, don Silvio la va a liar otra vez, se presenta a las elecciones europeas, con lo que va a poner de los nervios a muchos. Más serio es lo de Colombia, donde la explosión de un coche bomba ha matado, como mínimo, a nueve personas. Como se ve, todo normal.

Aquí, aparte de lo del niño de Totalán, del que no quiere hablar, porque es lo más triste del mundo, lo político de Andalucía ha revuelto el panorama nacional.

Los de C’s meten caña al tal Sánchez por la nueva reunión con los catalanes, lo llama «un nuevo capítulo de la humillación», mientras, los de Podemos, andan a la greña entre ellos. El señor Errejón ahora parece ir por libre, y se coge de la manita de doña Carmena, lo que a su, hasta ahora amigo del alma, don Pablo, lo ha puesto de un cabreo subido, ya dice que «Íñigo no es Manuela» y le manda recados de expulsión. A ver como terminan estos, porque la señora Bescansa también anda haciendo la guerra por su cuenta.

A los del PSOE le crecen los enanos, claro que algo habrán hecho mal para que les pasen estas cosas. Los de Extremadura, que ya están hasta el moño, le dicen al tal Sánchez que van a votar contra él en eso de repartir dineros según “sus” necesidades, es decir, darle más a Cataluña y País Vasco parav hacerles la rosca, y dejarlos a ellos con las vías rotas. Incluso quieren un 155, ya.

A todo esto, los de Ferraz a lo que están, es a cargarse a doña Susana, a la que parece quieren cargar todos los errores. Ya han echado a la palestra hasta a la ministra Calvo, que intentando ser sibilina, dice lo siguiente; “Los partidos están por encima de intereses personales». Claro, menos los del Sánchez y los suyos. Y otros, en y de la ex­-Junta, se están separando de la apestada y posicionándose para el futuro.

Y el que vive en su mundo, es el renovado mentalmente señor Grande-Marlaska, que ve el mundo por su agujerito, dice; “que «próximamente» habrá un nuevo CGPJ con «garantías»”. No aclara con garantías para quien. Esto debe haber alegrado al Jordi Sánchez, quien quiere que “lo suyo” se desvincule de lo de los presupuestos.

Con todo esto se olvida lo principal; “La deuda pública subió en 8.248 millones en noviembre”. Eso sí que nadie lo explica, aunque todos los que han subido esta deuda siguen cobrando sus sueldos de lujo.

Así estamos. Encima algunos de los de a pie, se quejan de todo, pero se les olvidan estas cosas a la hora de votar.

En Málaga, dicen los papeles que la Policía local anda tramitando denuncias por los patinetes, aunque no dice si consiguen cobrar las multas.

Pero no importa, lo que mola es lo de ir a Fitur a echar unos días de ocio y esparcimiento.

De nuestro viaje, esta mañana una visita a Santa María del Naranco y a la ermita de San Miguel de Lillo. Pongo fotos pero es difícil describir lo que es transportarse al siglo IX de golpe.

Hasta mañana         Pepeprado  

Written by Pepeprado
De Málaga, España