Para ser el día de los amores, parece que algunos no van por buen camino. En Oxfam los líos y las vergüenzas cada día están más documentados, así que mejor dejar estas cosas.

En los amores españoles, o mejor, en España, se anuncia un sonado divorcio; el del partido propiedad de don Puichmamón y sus otrora coleguillas de ERC. Ya han anunciado su ruptura y posiblemente el Impresentable habrá devuelto el rosario de su madre a los encarcelados.

Más divorcios van a haber en Madrid con tantos juicios y tantas declaraciones extrañas. Lo que parece claro es que a doña Cifuentes sus adversaritos la  temen como a una vara verde. Se ha declarado que la trama del Canal la siguió, la investigó y la espió, no solo a ella, a toda su familia. Debe ser muy buena y muy honrada, porque hasta ahora no han conseguido colgarle nada, sólo ensuciar su nombre achacándole devaneos amorosos. A ver en qué termina esto, porque doña Cristina se defiende poniéndole querellas a estos lenguaraces.

Entretenidos con estos juicios en los que a unos se les juzga y a otros se les encubre, se olvidan otras cosas que pasan.

Por ejemplo que hoy hay sesión de control al Gobierno, aunque por las cosas que pasan en este tipo de sesiones, sería mejor llamarlas Sesión de Descontrol Contra el Gobierno. En vez de controlar de verdad a los que mandan, algunos se dedican a hacer florituras, y otros, como el de apropiado nombre, a buscar cosas raras, aunque sean de 1939. En realidad, ha resultado que la mayor oposición se la ha hecho el partido que otros dicen lo apoya, Ciudadanos. Son como niños, aunque son unos niños que nos salen muy caros.

También pasa desapercibido que haya quien use de sus programas televisivos para hacer apología de las drogas; “Antonio Escohotado charló con Risto Mejide en Chester/ Las drogas que recomienda el fundador de la discoteca Amnesia a Rajoy y Puigdemont”.

Hay sin embargo algo que parece ha colado sin problemas. Es esta noticia; Asamblea de La Liga/ Aprobado el aumento de sueldo de Tebas a 1,2 millones de euros”. No sé qué pensarán los futboleros del solar patrio, pero independientemente de que este señor lo haya hecho bien, a mí me parece en estos tiempos, una inmoralidad pagarle a nadie 1,2 millones de euros. Si encima esos dineros son por administrar a los que dan patadas a un balón, la cosa me suena además algo vergonzoso e inmoral. Creo en las retribuciones altas, incluso muy altas, en que la gente que hace un buen trabajo debe estar bien pagada, pero en estos tiempos en los que se les discuten tres o cuatro euros a los pensionistas que han estado toda su vida cotizando, en los que hay familias en la indigencia, y en los que hay gente que arriesga su vida en patera para llegar aquí, simplemente a comer, esos sueldos me suenan inapropiados, además de ser una ordinariez. Que lo piensen todos los que van al futbol y los que ven partidos por la tele. Con eso están pagando este sueldo, el de  los villares de turno y muchos más… además de los que pegan las patadas, bien deportivas o bien ante los micrófonos y con los tuiters.

Volviendo al santo del amor, también en Málaga, estos amores han sido a veces malinterpretados. Han detenido a un profesor interino de Málaga por abusos a una de sus alumnas. Lo casi increíble es que estos abusos han durado tres años, y sólo se han descubierto cuando la alumna quiso cortar la relación, qué, ¡ojo!, en principio fué consentida. Entones el maromo se desmadró, acosándola, y poniéndole hasta 3.000 mensajes que son una borricada de mensajes.  Me pone a cavilar en varias cosas, una de ellas es saber de donde saca tiempo este tío. Porque acosar, dar clases, comer, dormir y a la vez escribir 3.000 mensajes es cosa complicada.  Encima, la policía no descarta haya otras implicadas. Este fulano era un Superman del abuso.

Otra de amores. Los amores de Presidente del Puerto, que critica a Icomos porque, según él, “sólo preguntó a colectivos contrarios a la torre”. Con esto, está despreciando las opiniones de esta entidad (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios) y declarando su ardiente amor por el Rascapuerto, y cómo las explosiones, por simpatía, al Ayto. Y a todo el que se precie de querer colocar el mamotreto en “su” Puerto.

A ver si algunos (el del Puerto, el del Museo de Arte Contemporáneo etc.) empiezan a distinguir entre ser Directores, es decir administradores de sus competencias, y ser los amos absolutos con derecho a hacer lo que les dé la gana. Nos vendría bien a todos.

Hasta mañana           Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España