Parecía que no iba a tener fin, pero este mes se acaba. Mañana ya será Septiembre, que esperemos sea más tranquilo para mí.

Bueno, por ahí fuera, don Donald ¿amenaza? con retirar a “su” país de la OMC, veremos como les sienta a sus compatriotas perder mercados. En Argentina, curiosamente tras pasar por allí don Pedro, han devaluado la moneda, este hombre parece que “además”, es gafe. En Europa, andamos con el asunto del cambio de hora. En donde han preguntado, más del 80% dicen que eso no sirve para nada, que dejen la hora quieta todo el año. Aquí, como nuestros gobiernos no preguntan nada, no sea que lo que salga no les convenga, sería una oportunidad para definitivamente ponernos a la hora de nuestro huso horario y dejarnos de ir por libre. Es curioso que esto de ir con la hora alemana, sea el único capricho de Franco que estos no quieren cambiar. Que cosas… Y cinco grandes países están avisando a sus ciudadanos, aspirantes a turistas, de la tensión que hay en Cataluña, es otro de los bienes del independentismo.

Ya aquí, la traductora jurada de la demanda contra el señor Llarena, ha dicho que ella no tradujo nada, que eso de cambiar las frases es cosas de los puigdemoníacos, y que a ella la dejen tranquila. A estos cada vez más se les está viendo el plumero. Claro que para los belgas esto les da igual, ellos lo que quieren es dar la lata

Una de las ministras de cabecera del Divino, anda empantanada con el asunto del sindicato de prostitutas. No lo entiendo, se les da cobertura a cualquiera y a estas señoras, que hacen lo mismo que muchas otras pero a cara descubierta, se les niegan derechos. Otra cosa es la explotación, que hay que perseguir, pero a las que lo hacen voluntariamente, hay que respetarlas, como a cualquier político/a que se precie.

El Gobierno mientras tanto, a lo suyo, a enchufar amiguetes. Ahora es la Ministra de Hacienda la que está repartiendo puestos entre sus afines. Alguno de estos puestos, como el de Amo de Correos, es de 190.000 euros al año, lo que no es cosa baladí, pero ella insiste en que es que son muy buenos y muy preparados… como ella.

En el mismo estilo pero algo más moderado, doña Susana se gasta 60.000 euros de más cada mes, para repartírselos a sus altos cargos, a razón de un sobresueldo de 1.300 euretes mensuales para que paguen la casa donde presuntamente viven. Alegría, alegría…

Han salido unas declaraciones de un “ideólogo y promotor” de una presunta ONG, Yes We Help, donde desvela que en realidad era un negocio redondo y que a los chicos/as progres españoles que iban por allí a darse lustre solidario, “con cuatro fotos con negritos para Instagram los voluntarios ya estarán contentos”. Esto de las ONGs está dando mucho que hablar, y dará aún más.

Una cosa anecdótica pero que da una idea de cómo andamos, la he visto en los anuncios de la tele. Han reeditado los tebeos del Jabato. Me parece bien, pero lo que es curioso es que ahora no es “pertinente” hacerlo con los del Guerrero del Antifaz, que fue anterior y de mayor éxito, o con el Capitán Trueno. ¿Por qué? Seguramente porque el del Antifaz y el novio de SIgrid, que en esto de apañarse con una sueca fue un precursor, ambos luchaban contra los moros, los infieles y eso, ahora… es políticamente incorrecto, al amigo musulmán hay que darle coba. Hemos llegado al colmo de la cursilería, hasta en eso de los tebeos antiguos se la cogen algunos con papel de fumar. Por supuesto, del Hazañas Bélicas, ahora que somos íntimos de la Merkel, ni pensar en volverlos a sacar a la luz.

En nuestro territorio, envalentonados por la seguridad de que aquí, para ellos vale todo, en Marbella un grupo de manteros agredieron a tres policías, y “recuperaron” parte de su mercancía. Si esto lo hace un tendero de esos que pagan sus impuestos se le cae el pelo, pero…

En la capital, dedicados a experimentar con video láseres para poder cobrar más multas, y cuentan que hay “entendimiento” entre los dos contrincantes tradicionales, ya que ahora son del mismo bando, Junta y Ministerio, para eso de usar mi antiguo colegio de San Agustín como biblioteca. No me lo creo, eso y lo del Metro son cosas que duraran para siempre.

Termino con una noticia triste, tanto que no la voy ni a comentar; “Concursar en un ‘reality show’ es más rentable que graduarse en Oxford o Cambridge”. Es verdad, hasta esto hemos llegado.

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España