Parecía que mayo iba a ser un mes de arreglos; del tiempo, de los presupuestos, de la política, etc… Y al final nasty de plasty. Se va sin pena ni gloria y sin siquiera habernos llovido, que es lo que más preocupa.

De la actualidad semi interna y semi externa, una noticia que me cabrea a mí personalmente. Esta; “El cable de fibra de Bilbao a EEUU se desplegará el 12 de junio”. Manda güevos que los de Bilbao tengan fibra hasta trumpolandia, y yo en cambio, en pleno centro de Málaga no tenga posibilidad de tenerla. Ninguna de las empresas de postín, esas que en los anuncios lo prometen todo, son capaces de llegar hasta la plaza de la Constitución y sus alrededores… empezando por Movistar que se las da de ultra guay y ultra poderosa.

Para aplacarme el cabreo, me fijo en dos noticias buenas, una me cuenta que en la salvajada del fulano que atropelló a todo el que se puso por delante en Marbella, un bebé ‘de 12 días’ salió ileso de uno de los trompazos del animal. Otra que otro bebé que dormía en el coche de mamá, se lo robaron, pero al ver los chorizos al mozalbete, devolvieron a ambos, el coche y el bebé. AL menos, estos dos ciudadanillos han tenido suerte.

De las malas, otro imbécil que se grabó conduciendo con una mano a 200 por hora en Barcelona y lo subió a la red. Lo han detenido, y creo que en el Código Penal debía haber una agravante “por imbecilidad manifiesta” y que este debería inaugurarla.

Y curioso este titular; “Condenan a 20 años de prisión a una anciana por matar a muletazos a su marido”. Aunque lo parezca, no es que la matadora fuera torera, sino que tenía muletas de las de andar. Tiene 83 tacos, su apaleado marido, uno menos, y le arreó a su consorte más de cuarenta ‘muletazos’. Lo que es quererse, hasta para darle con la muleta es extremista el cariño. Por supuesto, el muleteado fue arrastrado por las mulillas.

Hoy, prefiero no hablar del Lavadero Nacional. Solo que esta mañana nos están inundando con los problemas de fiscales y contrafiscales. Todo evidencia que aquí interesa poco el bien común. Todo se reduce a una lucha de poder entre grupos políticos dentro de la Judicatura y a sus ambiciones de poder. A estas alturas, creer en la independencia mental de jueces y fiscales, es una entelequia, especialmente cuando ellos mismos se agrupan en asociaciones de distinto color político, enfrentados y encastillados. Como siempre, los paganos de la fiesta, el amado pueblo.

Ahora, el objetivo, aparte del tradicional que es don Mariano, es el Fiscal Antialgo, que debe ser un señor bastante peligroso ‘para algunos’, vista la campaña que le han montado antes de que haga algo. Veremos como acaba, mientras, la otra batallita es la de la ida de don Mariano a los juzgados. Aquí, las cosas están claras; debe ir como cualquiera de nosotros “tiene” que ir cuando lo llaman, pero… ¿qué ha pasado con los que no han ido, con los que se les administró comprension previa, y a los qué, los que ahora graznan les pareció bien…? ¿Igual para todos? ¡Anda ya!

Mientras, los gobiernos y gobiernillos, dedicados a cosas importantes; cambiar el nombre de las calles, cambiar el nombre a los estadios, etc… con eso, cumplen y pueden cobrar por un trabajo bien hecho.

De Málaga, marasmo, mejor lo dejo.

Hasta mañana.      Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España