Ahora, ya a 11 de septiembre, es cuando podemos decir que se acabó el verano. No vale eso de que salgan los coleccionables, o que digan que va a llover, o cualquier mirada al calendario. Lo que marca este final de verdad, es esto; “Vuelta al cole para los alumnos de Infantil, Primaria y Educación Especial”. Eso es lo que manda, por cierto mis nietos ya están todos en el cole, como debe ser.

Bien, de por ahí fuera dos noticias a cual peor. Una dice que el tal Lula quiere volver a coger las llaves de la caja en Brasil, y la otra, aun peor, que Maradona ha fichado como entrenador en Sinaloa. Allí se va a poner como una moto, y es hasta probable que sea su final vital.

Aquí tampoco andamos como para tirar cohetes. Dicen eso que llaman las estadísticas, que “uno de cada cinco jóvenes españoles ni estudia ni trabaja”. Lo que no dice la estadística es si entre estos, se cuentan a los que han hecho diputados o jefes de algo en la revolución pedrísta, que por cierto sigue con el hacha en RTVE. Ya echan de allí no solo a los empleados, tambien a los colaboradores. No va a quedar ni la mascota.

En el mismo estilo está funcionando el aTorrante. Como los de S&P la agencia de calificación los pone muy mal, él lo que hace es… echar a S&P, y quedarse tan tranquilo

De lo nuevo, sigue el culebrón Montón. La señora ministra dio unas explicaciones ayer, pero la URJC  ya ha admitido que le cambiaron notas, Mientras, ella se liaba con sus explicaciones, ni siquiera sabía que el curso fue en Vicálvaro. Ella lo situaba primero en Fuenlabrada,  después en  Leganés y al final se fue a preguntar por teléfono a otra sala. Por supuesto, los medios de comunicación están de acuerdo con todo lo que diga la señora ministra, y la dureza que emplearon con otros, ahora está ausente.

Entre las grandes medidas del Gobierno, quiere quitarle posesiones a la Iglesia católica. Lo llama “recuperar inmuebles”. Lo siguiente será “devolverles la Mezquita de Córdoba a los musulmanes”.

Lo que sí es una tristeza, y aclaro que en esto no me atrevo a entender quiénes son los culpables, es esto; “Los padres españoles ‘devuelven’ 1.400 niños adoptados en 20 años”. Es de una tristeza infinita, en la que se unen los deseos de unos padres que quieren hacerlo bien pero que a veces se equivocan, y los que desde la, lejanía engañan, ya que a unos padres que esperan a un niño de 8 o 9 años, y les llega una mujercita de 15/16 es comprensible que esto no los tranquilice. Aunque, volviendo a las estadísticas, España no sea el peor país del mundo en esto (los llamados procesos truncados son el 10% en EEUU, el 4% en Europa y un 2% en España), esto no es demasiado consuelo al saber la negativa influencia que esto significa para los niños, que se pueden considerar a sí mismos culpables de no ser buenos para nada. Habría que estudiar el sistema, para que no pase nunca, bien vigilándolo, bien estudiando a las partes, adoptantes y adoptable. Pero algo hay que hacer.

Ante estas cosas, las tribulaciones de doña Susana que se encomienda ahora a mensajes pseudo crípticos; “Tendré que convocar elecciones cuando no pueda hacer lo que tenga que hacer”, en vez de admitir que ella hace lo que le da la gana. Lo malo es que esto, sus caprichos y sus componendas, los sufrimos los demás.

Para terminar, en nuestra provincia; “La Mancomunidad Oriental ensaya un sistema de riego que ahorra un 50% de agua”. Como para todo, lo mejor sería empezar por el principio, y evitar el gasto inútil de agua que se produce por roturas y malas condiciones de mantenimiento de todo el sistema. Después ya se pueden hacer inventos.

En Estepona, ya estamos a nivel actual. Uno, al que todavía la prensa sigue llamando “presunto” delincuente, al intentar detenerlo la policía, se lio a tiros, esta vez sin la presunción, contra los policías. Estos respondieron y el ‘presunto’ acabó presuntamente muerto. Al más puro estilo telefilm americano. En épocas anteriores, raramente los delincuentes se liaban a tiros con la facilidad actual. Vamos bien.

Me voy, y habréis notado que casi no he hablado de actualidad, pero es que hoy, todos los medios, teles, radios, periódicos, etc… están “dedicados” a ¿celebrar? la Diada. A mí, eso, ya me aburre.

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España