Doña Aretha Franklin, una de mis figuras imprescindibles. Nos deja un vacío, pero su voz nos queda gracias a la tecnología. Algo es algo. Descase en paz, yo escribo esto escuchándola, es mi humilde homenaje.

En el resto del mundo, el tal Salvini el “animador” de la política europea, se fue de copas la misma noche del derrumbe del viaducto. Al menos, no parece que se fuera en un avión oficial y seguro que estaba de agenda cultural. Hablando de aviones, en Portugal la TAP va a empezar a cobrarles a los políticos. Buena idea, aunque aquí, como se los paga directamente el gobierno a los suyos y el partido a los otros, la cosa seguirá igual, y algunos viajando por la cara con la churri. Lo último es que el exiliado Tribunal Supremo de Venezuela, ha condenado al Maúro por corrupción. Según estos señores, 18 años de trullo. A ver si hay suerte y consiguen que los cumpla.

Aquí, en el aniversario de los asesinatos de las Ramblas, el gran tena es hasta donde va a llegar la mala educación de algunos catalanes. Ya andan colgando pancartas con la total anuencia de la Generalitat y el alborozo de la alcaldesa Colau. Don aTorrante, aprovecha para recordar y enaltecer a los presos, entre ellos a Trapero y Forn, los que se repartieron las medallas, pobrecitos.

Pero,… ¡ay!, este no es el Gran Problema de los españoles. El GP es que están cambiando la Liga de fútbol qué, por cierto, empieza hoy. Por un lado van a instituir el VAR para los partidos de Liga, por otra parte, se va a llevar partidos a los USA de don Trump, naturalmente se llevarán los que más interesan a sus fans. Todo esto se hace por las bravas y arreglándose entre los gerifaltes. Eso de los derechos adquiridos al comprar un abono y la fidelidad a la afición se lo pasan por las bajeras. El socio lo que tiene que hacer es aplaudir a los suyos e insultar a los otros, y nada más. Que se le lleven el que para ellos sea el mejor partido de la Liga no les atañe. Ya hace tiempo que dije que esto no es futbol, esto es un gran negocio para algunos, y en él, los aficionados importan poco y ya ni opinar pueden. Contra mi costumbre, hablo de ello, porque en los niveles de desprecio al que paga, veo un reflejo de esta política que actualmente sufrimos, en la que todo es a mayor gloria… y beneficio económico, de dirigentes sin escrúpulos. Al menos a esto, no me obligan a ir, aunque usen de medios públicos, radios, tv, etc… que si pago yo para su propio negocio.

En nuestra provincia, da susto mirar los periódicos. Vamos ver; en Estepona una pelea multitudinaria con uno embistiendo con su coche contra un discapacitado, en Fuengirola muere un hombre de 65 años tras un puñetazo de otro, no se sabe aún el porqué, ya en Málaga, un coche atropelló e hirió a un policía local, con el terrible agravante, denunciado en la noticia, de qué… ¡el coche era de VTC! Lo demás, la pierna rota, el atropello, etc… no tiene importancia, eso de ser VTC es el agravante.

Claro la Feria donde todo es maravilloso, también sale en este apartado, y están investigando una denuncia por abusos a una menor. Dice esta que le dieron algún narcótico… y ella se lo tomó. Y a saber lo que no sale.

Pero no importa, para compensar, una gran noticia para el territorio, la copio literalmente, esta; “La serie sobre ‘strippers’ ‘Toy Boy’ convoca casting en Málaga y Fuengirola”. Estoy seguro se formaran grandes colas para intentar aparecer en tan fasto ejemplo y reflejo de vuestra sociedad. Para esto y por esto, es para lo que se “preparan” muchos jóvenes (y jóvenas), para escalar los altos puestos del ramking del famoseo. Y ellos tan felices, creen que este mundo es así.

Antes de dejarlo, una noticia reconfortante (para mí y para unos pocos); no estoy solo. Frente a mi apabullante soledad de habitante de un multitudinario y deshumanizado centro, me entero que hay otros con los que el Ayuntamienrto tampoco sabe qué hacer… a menos que los destruya; “El Ayuntamiento no sabe dónde reubicar los puestos de flores por las obras de la Alameda”. ¿Estos también le estorban al Soho? Pues nada, siguiendo la sabia “recomendación” del señor Cassá y su no menos sabia medida civilizadora, “si no están a gusto (con las obras) que se vayan a otra parte…” Otra cosa sería si estos floristas fueran o fuesen inmigrantes… entonces se les alojaba en un hotel y se les indemnizaba diariamente. Faltaría más, ese es el Nuevo Orden de la Progresía.

Hasta mañana         Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España