En Yanquilandia, lo acaban de petar. Un niño de 4 años le ha pegado un tiro a su mamá, una ferviente defensora de eso de que todos vayan armados hasta los dientes.

En UK  lo han hecho mejor. Han trincado a una banda de ladrones que hizo el robo mayor de este siglo. Como son todos unos viejales pensionistas, ya mismo tendremos la película correspondiente, aunque al menos, será británica y no jolivudiense, lo que suena mejor.

Aquí, vamos a tener que crear un gilipollímetro para poder calcular las chorradas de cada día.

Seguro que en eso, Cataluña saldría en cada cita. No entiendo como los catalanes, gente seria y formal, han votado a esta gente para algo. Por un lado el tal Junqueras, que no habla más que de desobedecer las leyes españolas, ahora apela a una ley española, para pedir más pasta. Por otra, doña Colau, que por cierto no pudo acabar su carrera, ahora les niega a los militares su posibilidades didácticas en el Salón de la Enseñanza. Se merecería que en las próximas inundaciones, nevadas u otro daño catastrófico, los militares le contestaran que a ellos tampoco les apetece ir a ayudarla.

Otro que tal, el señor que se ha ido de UGT, tras 23 años, diciendo que “no hay que eternizarse en los puestos”. Cómo es natural, ha hecho un resumen en el que la culpa de todo las tienen los otros, quizás incluido la pérdida del 21% de afiliados durante su égida. Lo mismo se puede decir de CCOO, pero este no se va todavía, quiere seguir cobrando. Ahora, hay que buscarle un buen enchufe al saliente.

En Podemos andan a la gresca. Puede que haya sido el apasionada beso que don Pablo le estampó a su Xavi, el que haya despertado los celos de don Errejón. Aunque este dice que lo sigue queriendo con locura y que todo es una invención… del PSOE. Veremos como termina, porque estas relaciones de pareja enceladas, siempre acaban mal.

En Málaga la actualidad sigue en manos de Huelgasa. Lo más novedoso de esta, es que por primera vez, sus seguidores se han lanzado a las redes sociales a mostrar sus habilidades oratorias y su finura literaria. Por primera vez, están corriendo por las redes, cosa que ellos mismos fomentan, y estamos conociendo de primera mano, la catadura moral de esta gente. Es indudable que a una persona no se le puede pedir el florido verbo de Lope, ni la altura intelectual de un Einstein, para recoger basuras, pero ese mínimo de contención verbal, educación personal y aquello que llamábamos urbanidad, sí que sería de desear.

Lo que tampoco es aceptable, es que estas incontinencias verbales y estas agresiones a todos los ciudadanos de a pie, queden impunes.

Como primera medida, a estos habría que negarles el pan y la sal, y no volver a aceptarlos en sus puestos. El extremo de asqueo debido a su ruindad lleva a extremos hasta ahora inconcebibles, y no me parecería ni siquiera mal, que se suspendiera la Semana Santa de este año, ya que es su primer y único arma de extorsión. Todo, antes que ceder al chantaje de estos impresentables.

Por supuesto, a ese Comité tan “efectivo” habría que cargarle los gastos correspondientes, por ejemplo los de los 150 contenedores que ya han ardido, para que no se vayan de rositas.

Hasta mañana.               Pepeprado

Written by Pepeprado