La mía, porque esta mañana no he podido estar al loro, tenía cita con el señor Montoro (ha ganado él, como siempre). Por eso, vengo a esta hora.

El día de por ahí, está marcado por la defenestración de doña Dilma, aunque ella, como si fuera española, no está dispuesta a irse. Al menos, nos llega la noticia, buena, de que ha aparecido la pareja perdida. Estaban en una isla china pero han sido rescatados. Bien.  

De dentro, por empezar con una buena noticia, la llegada de la familia afgana con el niño enfermo. A ver si conseguimos criarlo con un mínimo de salud, que ya ha sufrido bastante.

De los de los que aspiran a vivir de nosotros, hay que destacar que los de Podemos también se parecen cada vez más a Franco; han sacado un 97% en su pregunta a las bases.

Como lo que preocupa a los chicos es la cuestión del nombre para el parto, yo les ofrezco uno; PIUdemosconfluir. Cortito y agrupacional.

Aunque a estos, algunos le están saliendo respondones, por ejemplo, doña Susana que les ha cantado la gallina cuando han pedido chanchullos y apaños en las listas; “¿No somos el cortijo y la casta?”.

El Inasequible al Desaliento, ha tirado por la calle de en medio y ha empezado a recuperar socialistas de los de tiempos mejores. Claro que esto les obliga a quitar de en medio a algunos fichajes estrella. Han tenido que mandar al señor Rodríguez, militar descafeinado, a Almería, y esto ha encalabrinado a sus “socios”; IU Almería, contra el militar Rodríguez de nº1: “Que traigan al mono Amedio”. Más claro, agua.

Lo que es mejor no comentar, son las declaraciones de la CUPera doña Anna Gabriel, que quiere tener “hijos en común y en colectivo”. Después se estiró hablando de la tribu. Mejor dejarlo, aunque lo que me preocupa es que esta ¿señora? es profesora de universidad. ¿Qué estará enseñando a las nuevas generaciones?

El lio que va engordando, es el de la juez Victoria Rosell de Podemos. Ahora el Poder Judicial tiene que investigar a la juez que la investiga a ella. Un buen lio se nos avecina.

Y lo dejo, aunque sigue la guerra de las revalidas. Mañana será otro día.

Hasta mañana.           Pepeprado

440

Written by Pepeprado
De Málaga, España