Mejor no hablar de las desgracias naturales de Grecia ni de las institucionales de Nicaragua y bajo su amo Ortega. Son cosa que entristecen pero que por lo visto, las ultimas, no se pueden arreglar, especialmente cuando no se quieren arreglar.

A lo que vamos, a lo que ¿es aun sorprendente?

Al pasar ante una tienda de libros de segunda mano (sí, quedan pocas, pero quedan algunas) he visto un ejemplar ajado y manoseado de “La antología del disparate”, aquel hilarante libro del profesor don Luis Díez Jiménez, en mi caso el único libro que me hizo reír a carcajadas, cosa rara en mí, que la alegría acostumbro a disfrutarla de forma callada y poco escandalosa.

Pues bien, al recordarlo he caído en la cuenta que aquellas, eran burradas seleccionadas y muy escogidas entre muchas contestaciones, más o menos acertadas, en exámenes de chicos de 13, 14 o 15 años. Al decir que eran seleccionadas, significo que la gran mayoría no decían (o decíamos) burradas de este calibre escogido, aunque el que esté libre de pecado que tire la primera piedra. Lo que sorprende, es que aquellas burradas que entonces eran capaces de llamar la atención de un catedrático y promover un libro, ahora… son el pan nuestro de cada día, saliendo además de teclas o bocas de dirigentes, políticos, sindicalistas, tertulianos, opinadores y transmisores de consignas varias. Quedan además oscurecidas por su cotidianeidad y ya, a veces ni llaman la atención. Esta sorpresa, porque no decirlo, viene acompañada por una tristeza infinita por el reconocimiento de hasta donde hemos dejado caer, donde ha llegado nuestra lengua, cuan decaída está nuestra cultura y el también reconocimiento cabal de en qué manos estamos, de cuan bajo ha caído el nivel, no cultural, sino simplemente comunicativo de esta nuestra adormecida y anestesiada sociedad. Por eso, he dudado de si el titulo debía ser “sorprendente” o “denigrante”. Pensadlo y decididlo vosotros, lectores.

De esas barbaridades varias, tenemos todos los días ejemplos, bien en simples locuciones o simplemente en el lanzamiento de ideas. Hoy por ejemplo nos enteramos que aunque el Gobierno ya se está dando por enterado que hay una “emergencia por llegada masiva” de inmigrantes, achaca esta entrada.., a la imprevisión del Gobierno anterior, y naturalmente del señor Rajoy al que estos elevan a la categoría de nuevo Cid Campeador, que pierde batallas hasta después de muerto políticamente. Por supuesto, los ministros encartados lo que han hecho ha sido… irse de viaje, En realidad estos siempre están de viaje, bien para hacerse fotos con un barco, para ver a unos rockeros, o para escaparse del problema.

Con esto, nos cuentan que en España “los africanos son el 2,4% de la población”. Cómo no explican como se reparten y dado que no creo que en Albacete o en Soria haya muchos, los porcentajes de ciudades como la mía son bastante superiores y así nos dan esas cifras de paro tan espectaculares.

Pese a esto, esa otra Lumbrera de la Humanidad que es el señor ZP sigue diciendo que “hay Gobierno para rato”, obviando que este Gobierno nació, única y exclusivamente, para convocar elecciones, e ignorando que los efímeros amigos que lo auparon ya le están pidiendo cuentas y condiciones, cosa que el presidente está dispuesto a conceder con tal de quedarse él y su esposa en la Moncloa el mayor tiempo posible y arreglarles la jubilación a unos pocos de amigos suyos, claro que hasta donde llegue la bolsa de los dineros. Así, ya le ha prometido a don Urkullu, que él también se va a saltar el dictamen del TC sobre la Ley vasca de abusos policiales, mientras no hace nada por frenar el acoso al juez señor Llarena o a los guardias civiles de las fronteras. Esos sí que son antologías del disparate.

Por lo demás, la actualidad está en el acoso a la sociedad por arte de los taxistas. Barcelona la tienen colapsada, Madrid tres cuartos de lo mismo y en Málaga no hay taxis “excepto en el Aeropuerto” (¡que buenos son!).

Yo lo siento, pero esto de que es por Über y Cabify, no me lo trago. Porque desde hace décadas, hasta desde que los grises eran grises, los taxistas han estado montando huelgas y cortando comunicaciones cada dos por tres. Si de verdad quieren luchar contra estos nuevos competidores, tienen que hacerlo a base de calidad y buen servicio, no defendiendo privilegios ni monopolios.

En Málaga, hoy… terral y altas temperaturas. Normal, hay que acuartelarse… los que gracias a Dios podamos.

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España