Tarde porque he tropezado con la maquinaria burocrática de nuestro ayuntamiento. En fin, algo habremos hecho en otra vida para que nos castiguen así.

A lo que vamos. Nos quejamos  de los nuestros, pero es que por ahí fuera también se las traen. Para empezar, la Venezuela del impresentable Maúro, está sedienta de gasolina, a pesar de ser ellos, teóricamente, uno de los países con más petróleo del mundo. El vociferante, debe estar tragando quina, porque tiene que importar petróleo… ¡hasta de España! A ver si es por esto que hablaba de “su amigo Rajoy”.

Otra, la ex presidenta recauchutada, presunta señora Kirchner, ya está en su primer juicio. Todo esto estaba previsto, pero hay algo que ya se sale de tiesto. Un diputado del Parlamento hindú, don Ravindra Gaikwad, que tuvo un avión de línea regular parado durante hora y media, con todos sus pasajeros esperando, y que al final le arreó a un azafato “25 veces” con una de sus zapatillas, además de querer tirarlo por la escalera del avión. Todo porque según él, no lo habían puesto en clase ejecutiva, aunque él llevara billete de turista. El asunto en sí ya es descacharrante, aunque a mí me recuerda los líos que formó por no tener la sala ejecutiva cuando era diputada la excelsa señora Leire Pajín, pero es que en este caso, el asunto es aún más chusco, porque… en ese avión ¡no había clase ejecutiva!, era de clase única, turista. Por lo visto don Ravindra quería que modificaran el avión sobre la marcha para asentar sus ilustres posaderas en asientos más acordes con “su categoría”. La aerolínea lo ha denunciado, y como aquello no es España, han admitido las denuncias a trámite, pues el pollo no está “aforado”. Aquí, habría que cambiar el avión para satisfacer a algunos y de denunciarlo ni flowers.

De cosas varias, poco. El Supremo ya le ha comunicado al Parlamento la inhabilitación de don Homs. Ahora seguro que allí, utilizando alguna de las frases del señor Iglesias, se lo pasaran por allí mismo y seguirán pagándole. Eso sí, los empresarios catalanes dicen ahora, (a buenas horas mangas verdes), que están en contra de “ruptura con España”. Pero seguro que siguen pagando comisiones y protegiéndolos.

Para pagar a este, y todos su colegas, Trafico se está esmerando, y en 2016 recaudó 164 millones a base de radares. Es una de las cosas en las que progresamos, subió la recaudación un 30%. Para otras cosas no hay ni progreso ni dinero.

La nota inefable, la vuelve a dar el señor Iglesias, que sigue diciendo que en lo de Alsásua no hubo terrorismo, pero… confiesa que ni siquiera se ha leído el sumario. Habla por ciencia infusa.

En terrenos de doña Susana, el señor magistrado don Pedro Izquierdo, que fue secretario general para la Justicia en Andalucía entre los dorados años 2008 y 2014, con don Chaves y don Griñán, (¡qué casualidad, entre los imputados!) rechaza abstenerse. Dice que él es muy capaz de hacer esto y más. Dónde quedará aquello de la mujer del César, “ser honrada y parecerlo”. Pues nada, a enterrar el proceso.

Un susto; la Junta de Andalucía va a someter a un grupo de expertos, imagino que de los suyos, “la revisión de la actual orden de coeficientes que sirve de referencia en el cálculo de la cuota del Impuesto de Sucesiones y demás tributos estatales que gestiona la comunidad autónoma”. Estamos listos.

Hasta mañana.      Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España