Dentro de las malas noticias que cada día vemos, es difícil encontrar cual puede ser la peor pesadilla para alguien, pero esta vez está clara. Esta noticia me parece no mala, sino terrible; “Muere un niño de 3 años atropellado por su madre cuando maniobraba en un parking”. Esto,  que Dios no lo quiera, nos puede pasar a cualquiera, creo que es lo peor que puede pasarle a alguien y seguro que destroza a toda la familia. Pobre familia.

Entretenido con cosas de la educación o de su falta, se nos ha escapado que este finde, se ha ido doña Theresita de su casa en Downing street. Ahora hay nada menos que once artistas intentando quedarse con el sillón vacío, entre ellos el tal Boris Jonhson que es un personaje al más puro estilo de don Trump y que dará mucho juego a las noticias y muchos quebraderos de cabeza a sus conciudadanos. Allá ellos.

Curiosamente don Donald ha hecho algo improbable en él; llegar a un acuerdo. Ha sido con Méjico, y es sobre la migración. Después habrá que ver como interpretan el acuerdo ambas partes. 

En España una noticia que me hace reír. Es, como siempre, grandilocuente y festivalera; “Málaga, una de las primeras ciudades de España con 5G”. Aquí se cuelgan la medalla del 5G cuando este que escribe, desde el centro más centro de la ciudad, no puede acceder a la fibra óptica, la que ni está, ni se la espera. Pero el chiste es bueno.

Para redondear el asunto de la Educación, ahora dos ex ministros del mismo partido lo arreglan discutiendo. Eso, dos ex-ministros de la Cosa se tiran los trastos sobre sus divinas cabezas; “José Ignacio Wert: «Si el PP  (con el señor Méndez de VIgo) hubiera aplicado la Lomce, habría una única selectividad». Este último se quedó esperando un pacto nacional que nunca llegó… Ni se veía y no se ve, que pueda llegar jamás de los jamases.

Lo que no deja de dar noticias para radios y periódicos son las ramificaciones del tal Bárcenas, que está siendo una mina de oro para el otro Tal, el Sánchez. Sin embargo nada de los EREs, ni de los líos en Aragón, ni de las andanzas de la señora juez doña Núñez B., etc.. sale en esos medios, donde lo que les pase a los que mandan no parece interesarles, aunque hayan metido las manos hasta los sobacos en las cajas.

Lo peligroso es que para ese nuevo Gobierno que habrá que hacer algún día, bien este año o en alguno venidero, ya hay quien se reparte el pastel, y uno, el señor Pablo Iglesias quiere nada menos que el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, y predica sobre nuevos ministerios, con tres vicepresidencias, naturalmente algunas para él (con permiso de su señora) y los suyos, algunas con exóticos títulos; “de Transición Ecológica y un modelo a estrenar para la industria, el de Industria, Feminismos y Economía de los Cuidados y Digitalización y Nueva Economía”.  Preciosos. Todos estos, para gente que no ha currado en su vida, para que sean ellos los que dirijan la economía y controlen la caja.

Por cierto, el PNV ya ha garantizado al Tal su investidura, y estos han empezado por el principio; lo primero billetes de curso legal, después que les regalen “sus” presos. Entre este maremágnum, flota en sus espacios siderales el señor Valls, que todavía no se ha enterado de qué va la película, que esto no es Francia, que aquí vale casi todo. Ahora dice que está preocupado por “los contactos con Vox”; lo demás, indepes, ultraizquierdistas, golpistas, etc… no le preocupan lo más mínimo. Nos ha salido listo.
Mientras, en la aperreada Andalucía, mientras los jefes andan por el Rocío, PP y C`s han triplicado la pasta para la Memoria Histórica. Ahora van a darle al asunto 463.000 euros, es decir, “300.000 euros más que los que daba doña Susana”. Los de VOX se han cabreado. Y creo que con razón.

Voy terminando, estoy como buen jubileta muy ocupado. En Málaga preocupa; “La presencia de polen de olivo que causa alergia en Málaga es superior a otras zonas”. Debe ser verdad porque mi nariz es un grifo imparable.

Políticamente el señor De la Torre dice que es optimista, que cree que va a llegar a un acuerdo de Gobierno con C’s. Es posible, los dos están de acuerdo en bunkerizar Málaga, y en echar (echarnos) a los indígenas para que quepan más turistas y más despedidas de solteros y solteras. Es inimaginable lo que va a ser cuando se popularicen las despedidas de matrimonios tras los divorcios. Por cierto, los periódicos y radios del lugar, aplaudiendo a rabiar.

Hasta mañana.                        Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España