Todo lo copiamos de los yanquis. Bueno, al decir todo, me refiero a todo lo gilipuertas, de las cosas buenas ya nos las pensamos más. Digo esto, porque esta mañana me están bombardeando con que es el “Blue Monday, el día más triste del año”. Esto, ¿cómo lo saben los yanquis? Que se sepa, las diferencias entre un cateto de la parte profunda de Wisconsin y uno de Villanueva del Melonar de Abajo son dificiles de mensurar, así que decir que ambos tienen hoy el día igual, es algo aventurado. Tiene su gracia, en un país con una gran cantidad de políticos y su grey despotricando de los USA, esos mismos seguidores imitan a yanquilandia en todo, rastas, pantalones caídos, gorras dando sombra al cogote, etc… Vivir para ver.

Bueno al menos, en este lunes han liberado a los bomberos sevillanos. Me parece estupendo, ya que solo estaban ayudando, aunque hasta para eso hay que considerarse invitados del país en el que están y acogerse a sus leyes.

Para el que sí va a ser un lunes triste, es para don Felipe VI, que va a tener que tragar con recibir a algunos a los que a mí, personalmente, no en gustaría recibir ni para ir juntos a cobrar una quiniela.

Otra cosa de este día raro, es que nos confirman que el barril de Brent, que nadie ha visto nunca, ha bajado a los 25 dólares, “por primera vez desde 2003”. Bueno, esto es otra patada a mis matemáticas del corazón. EL barril ha bajado de los ciento cuarenta y tantos a los veinticinco, y la gasolina lo ha hecho en varios céntimos…. Qué ha pasado con la sacrosanta regla de tres?

En el capítulo de nuestro juicio de cada día, hoy empiezan dos de esos que gustan a la ciudadanía. Uno, el de León, donde juzgan a las tres ciudadanas que “presuntamente” se cargaron a la Presi de la Diputación. Otro, es a unas bestias que entraron en una librería en Madrid, aporreando y echando gases y líquidos impropios. En ambos casos, la ley reacciona tarde, cuando de algunas cosas ya ni nos acordamos, solo se acuerdan los damnificados.

Lo que si hace al día triste, es ese estudio que habla de la calidad de nuestras universidades. Se demuestra que los jóvenes estudiante guiris, vienen aquí de erasmus tres o cuatro meses para emborracharse y disfrutar de las juergas y libertades, pero qué, cuando se trata de largas estancias para estudiar, se van a cualquier otro país menos a este. Triste no, tristísimo.

Del sur, de donde decía Raffaella que había que venirse a hacer el amor, algo de eso hay. PSOE y Ciudadanos se quieren con locura, por eso llevan meses de acuerdo, “parando” las investigaciones sobre las subvenciones a los cursos, que pueden hacer muchos daño a algunos. Hasta ahora sólo se han puesto de acuerdo en “cómo hacer las fotocopias para que no se filtre nada a la ciudadanía”.

Y en mi Málaga, el alcalde, aunque hombre serio, también cuenta chistes; “dice que las terrazas «no deben ser excesivas» para evitar que sean «algo negativo», y que la peatonalización del Centro de Málaga busca el equilibrio”. ¡Muy buen chiste, sí señor!

Hasta mañana.             Pepeprado

Written by