Esto de las elecciones hace que tengas hasta que inventarte palabros para entenderlo y titularlo.

Aunque la actualidad exterior está dejada de la mano en los medios, ya han salido fotos de los presuntos ocho terroristas del Isis que mataron a mansalva en Sri Lanka. Más cerca, en Francia, don Macrón ha decidido bajar los impuestos y subir las pensiones para “apagar” a los chalecos amarillos. Lo podía haber hecho antes y se habría ahorrado disgustos.

Hoy como ayer, los medios están imposibles. Todo es machacar al personal con el segundo debate qué, por supuesto yo tampoco vi, en el que los Cuatro Jinetes de la PocaLeche montaron su número correspondiente. Como es natural, en cada medio ha ganado uno diferente, según la tendencia (por decir algo suave) de ese medio. Lo que es evidente es que don Pablo Iglesias jugaba en casa, porque todos lo vieron más tranquilo y relajado, sin miedo a las preguntas comprometidas que él sabía no le iban a hacer.

Los demás, en su línea, aunque cómo casi siempre mete la pata el que acostumbra a hacerlo, el Tal Sánchez, que se metió en un jardín al usar la carta de un ciudadano raso, como si fuera un decreto de la Junta de Andalucía. Este, es que cuando no tiene al lado a sus corifeos no se aclara. Tiene que aprender que es mejor estar callado a decir tonterías o mentir tan mal, que siempre lo pillan en el renuncio. Se daba por sentado y se cumplió, que nunca contestaría a la pregunta de si va a indultar a los golpistas, lo que recurriendo al castellano de andar por casa, significa qué, “el que calla otorga”. Es decir, ya están indultados ‘in pectore’.

Con esto de las elecciones perdemos el hilo de otras cosas. Por ejemplo, que en un juicio que habla de la financiación ilegal del PSOE en Valencia, en un audio de esos, salía que doña Narbona estaba en el tomate. Ahora el ex director de Acuamed, lo confirmó ante el juez. Incluso, en estas elecciones generales ya hay sospechas ciertas de líos, en este caso en Cantabria, donde una de las candidatas del Tal Sánchez, al Senado, doña Isabel Fernández; “cargó 34.344 € de su abogada privada a las arcas municipales”. Con esto de los debates, de estas cosas no se habla.

Aunque para ser justos, tampoco se habla de lo que nos estamos ahorrando los españoles en bloque. Con los días que lleva retirado de la caja el Tal, nada más que en viajes al extranjero y en gasolina para el Falcon llevamos ahorrada una pasta gansa, y eso es de agradecer.

Bien, como en Andalucía desde que se fue, o mejor, la echaron,  a doña Susana, las aguas están menos revueltas me vengo a Málaga, (hoy quiero terminar esto tempranito), donde hay cosas que estudiar.

La primera y más importante es que dicen que para las municipales nos van a dar a elegir nada menos que entre quince partidos. Da la impresión, que aquí cuando se reúnen cuatro a comer, se toman dos copas y fundan un partido para presentarse, o… es que más de la mitad lo hace sólo para tener en sus pecadoras manos el censo con los detalles de los malagueños y malagueñizados, que es lo que me parece más posible. Habría que inventar algo para que esto no pasara, o al menos no fuera tan evidente. En realidad aquello que se llamaba intimidad, se perdió hace años, pero al menos, que no te den la vara constantemente con llamadas telefónicas y propaganda comercial.

 En esto  de las municipales, aquí C`s dicen que ha provocado un caos interno a causa de esas listas, que las han hecho en Madrid sin saber de qué va cada uno y para colocar paracaidistas. Ahora es cuando me explico cómo ha llegado a ser el “líder” local el que ahora tenemos, ese que anda expulsando a los indígenas del lugar para dejar sitio a los bares y chiringuitos. Estos, aquí, sí que lo llevan claro. Que se lo piensen, están continuamente haciendo amigos.

Aparte, en la vida social normal, aun colea el caso del desgraciado niño Julen.  Ahora la defensa del dueño de la finca anda pidiendo más guerra. Quieren un careo de este con el padre del niño. Creo que entre todos lo mataron y él sólo se murió, que lo que habría que hacer es dejarlo descansar en paz.

La plaza hoy y me voy.

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España