Es así. Todo el finde ha estado dominado por las iniciales trumpadas del nuevo baranda del Imperio. Al menos ha sido original, porque le ha declarado la guerra a los medios de comunicación y esto va a dar mucho juego. La que ha aprovechado para marcarse un tanto es doña Susana, que ha levantado la liebre de la desaparición del español en la web oficial del presidente yanqui.

También de fuera, de la lejana Australia, un actor de 20 años que ha muerto mientras hacían una peli. Un tiro mientras rodaban en plan realista. Es de las cosas que se ven venir con tanta violencia en todas las pelis.

Aquí, mientras tanto, los partidos siguen a sus rencillas internas y a sus intentos de copar el poder por parte de sus presuntos líderes, y aprovechando el despiste generalizado, los “españoles del Estado Islámico”, que los hay, y bastantes, le piden a sus jefes que golpeen aquí, o sea que maten por estas tierras. Piden; “Atacad, atacad, atacad”. Muy refrescante saber que estos, a los que estamos manteniendo, lo que quieren de verdad es que nos rebanen el pescuezo a todos.

Están en alza los futurólogos, especialmente en Cataluña, donde el tal Puigdemont dice que en Europa están gustando mucho, y su colaboradora no oficial, doña Colau a lo que aspira es a una república catalana. Ellos a lo suyo, a dar la coña.

Más asesinatos. Un fulano se cargó a dos agentes rurales simplemente porque le pidieron los papeles (que por cierto, no tenía). Naturalmente ahora, como ya tiene un abogado, no se acuerda de nada. Lo habitual.

Y en Murcia, a una joven, unos diez bestias le han dado una paliza, dicen que por motivos políticos. Como se ve, el panorama está muy jolivudiense, muy de películas de acción.

Creo que parte de la culpa, la tienen los tribunales y sus actuaciones tan dispares. Hoy mismo por ejemplo, le están pidiendo a la mujer del tal Bárcenas, unos 27 o 28 años de cárcel. Ella, siguiendo modelos ya establecidos, no sabía nada de nada, creía que la pasta crecía en los árboles del jardín. Está muy bien, que lo paguen, pero, lo malo es que todos nos preguntamos porqué a los pujolines y a sus mamás y papás no se les pide nada. Este tipo de cosas, esta compra de la impunidad, es lo que alimenta esa idea actual de que cualquiera puede hacer lo que quiera, luego ya se verá y si se tienen las “amistades apropiadas” se puede quedar la cosa en una amonestación y tres fines de semana sin tele.

De noticias de esas que sí nos duelen a los españolitos de infantería, una avisa que vuelven las oposiciones. Será por eso que en Málaga van a hacer funcionarios a los de Limasa, antes de que haya que convocar alguna por aquí.

Y el notición del que nadie quiere hablar, ese ataque a la igualdad entre españoles que es la aplicacion de las tasas por sucesiones. La que más cobra, doña Susana, que se queda (institucionalmente) con muchas de las herencias porque los herederos naturales no pueden pagarlas. Pero, ¡amigo!, eso no se toca.

Pero tranquilos, esto lo arregla todo; “Un grupo de madres organiza la primera ‘sesión teta’ en un cine de Málaga”. ¡Ahhh! ¿Esto significa que las sesiones teta en los cines de toda la vida ya no valen?

Hasta mañana.      Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España