Por ahí fuera el presunto señor Ortega, el salvador de Nicaragua, sigue matando gente, pero como es de extrema izquierda, a este no se le piden cuentas. En cambio a Canadá sí se les pedirán esas cuenmtas porque de ese tiroteo en Toronto, y no creo que allí nadie proteste, porque al autor lo hayan matado. Mientras tanto, don Donald sigue haciendo amigos, ahora es Irán al país al que le ha puesto los puntos. Desde luego este no es de los que se preocupan por quedar bien con algunos.

Ahora, al titulo, a lo del turismo. Cuando he vuelto de ejercer como tuirista a la antigua, es decir pagándomelo yo y sufriéndolo a pie de colas, me entero estoy desfasado. Hay otros tipos dd turismo, por ejemplo, el de avión oficial. Así cuando quieras ir a un concierto, por supuesto con sitio reservado, lo mejor es coger el avión oficial, al más puro estilo guerrista, y pienso, que si ese avión es del gobierno, es decir, de los españoles, yo también debería poder usarlo cuando me haga falta. Otro modelo de turismo actual es irse de “observador” en un barco de una ONG, así se consigue lustre y buena imagen. Ya mismo don Kim Yong Pedro se nos embarca en uno para un fin de semana heroico.

También en mi ausencia ha pasado algo tradicional; el personaje apoyado por el señor SArenas ha perdido. Creo recordar que ya lo dije cuando me enteré que don Javier apoyaba a doña Soraya, que esta estaba perdida de antemano. Ahora, al señor Casado le queda un calvario. Para empezar ya los comentaristas de radio que he escuchado esta mañana, los minilideres de los otros partidos, y los periodistas ‘neutrales de la izquierda’ le están cortando un traje. Eso del beneficio de la duda a este no se le concede.

Mientras, el que nunca ha ganado unas elecciones pero está de Presidente, ahora tiene otro grano purulento. El ahora exultante Puchmamón, le está segando la hierba bajos sus pies. Ha empezado por acabar con su propio partido, el otrora poderoso CiU, lo siguiente es “obligar” al Estado a doblar la cerviz ante Él, el Iluminado, el Elegido de la Histpria. Mucho me temo que don Pedro se la envainará con tal de que lo siga dejando vivir en la Moncloa.

Ahora, lo político-judicial. Mientras sigue el acosos a doña Cifu por sus ¿delitos?, ¿faltas? o, ¿simplemente chorradas?, para otras cosas hay menos prisas. Por ejemplo, no se consigue que la Generalitat diga cuanto se ha gastado en el extranjero en hacer “su publicidad”, cosa bastante rara, porque yo no recuerdo en España ninguna publicidad de ninguna región italiana, francesa, alemana o de cualquier otro país. Tampoco hay demasiado interés en sacar a la luz los 21 millones  que en una década ocultaron a Hacienda los súbditos de los pujolines, los presuntos señores Lluís Prenafeta y Macià Alavedra,

Como a este simposio de las inmoralidades no podía faltar alguien de la Cortijá, ahora se está empezando a saber los líos y los desfalcos de la Fundación García Lorca, la del compañero Federico que dicen los progres. Ahí se está perdiendo la pasta a mansalva, por supuesto mucha de esta pasta la dan los organismos oficiales para los que el sacrosanto nombre de don Federico ya es aval suficiente para darle lo que quieran. Para hacerse una idea, el primer secretario que nombraron, un tal Juan Tomás Martín, se auto impuso un sueldo de  12.000 euros al mes, y ojo era el año 2003, así que en estos años se lo habrá “regularizado con algo más del IPC”. Estas cosillas pasan desapercibidas… interesan poco a los medios.

Una noticia curiosa, es que “UGT pedirá al Gobierno que Policía y Guardia Civil realicen también inspecciones de trabajo”. Esto me parece tan raro que habrá que esperar a ver que sale sobre este asunto.

Con estas cosillas, pasan desapercibidas las importantes, por ejemplo esta, que afecta a lo más importante, a la Educación; “La Comisión Islámica de España alerta que denunciará a la Generalitat si no implanta su religión en colegios”. Poco a poco nos siguen cometiendo el terreno, y nuestros gerifaltes entregándoselo.

Y lo dejo por hoy, ya es bastante y ya ayer hablé de mi reencuentro con Málaga, aunque en esos momentos, no sabía que ya, para septiembre, habremos reinstaurado los pasos a nivel de trenes en la carretera de Cádiz. La modernidad ha llegado.

Hasta mañana.                    Pepeprado

 

Written by Pepeprado
De Málaga, España