Aclaro, último lunes de este enero tan poco prolífico en noticias, ya que casi todo el mes ha estado invadido por las elucubraciones respecto al Gran Problema y a su Impresentable aspirante. Por eso, he decidido qué al menos en lo que queda de mes, (a menos que este entre en la cárcel), no voy a hablar más de ellos. Estoy hasta las narices de esta gente y de tener que aguantar noticiarios y telediarios monopolizados por las imbecilidades de este tío, al que creo lo mejor que se podía haber hecho con él, es ignorarlo desde el principio.

Para ser el último lunes, sí se ha producido una circunstancia extraordinaria; Málaga ha sido mencionada en los telediarios. Naturalmente, esto, como es tradicional, ha sido por circunstancias negativas, en este caso el temporal de viento de ayer, ese que dejó heridos incluso de gravedad, un incendio en un  Carrefour y árboles y coches destrozados. Por cierto, una de las heridas graves es una ciudadana de, creo que, 67 años que iba en bicicleta por el Paseo Marítimo. Si ahora está aun en el hospital, pido por su curación, pero también pido le miren el cerebro, a ver porqué a una señora mayor se le ocurre ir en bicicleta  por ningún lado con semejante temporal. Para acabar con esto, hoy se mantiene la alerta naranja, aunque esperemos que esta vez los meteorólogos se equivoquen… por la cuenta que nos trae.

Dicen que el Gobierno, a través de sus medios competentes, ha convocado 4.725 empleos públicos. Eso en principio está muy bien, aunque dicen van a tener preferencia los que ya están en sus cargos de forma provisional. No sé si esto es una forma de legitimar a bastantes de los ahora llamados funcionarios digitales, o sea a los afectos a determinados partidos que mandan o han mandado. Intentaré preguntar a algunos amigos funcionarios de oposición que me lo aclaren, pero esta sospecha es la que viene tras años de enjuagues y trapicheos.

Afortunadamente el final de la semana anterior fue bueno para España al menos en lo deportivo. Don Cárlos Sáinz se proclamó vencedor del París Dakar que ya no sale ni llega a París ni a Dakar. Los Hispanos de balonmano, sin Urdangarín, por fin llegaron a ser campeones, aunque desgraciadamente don Nadal se resintió de una lesión y tuvo que dejarlo.

Lo que debería ser digno de estudio, es el “caso” Fernando Alonso. A este hombre alguien le echó un maleficio. No sé qué es lo que le pasa, lo único que tengo claro es que nunca le prestaría mi coche, porque seguro que me lo avería. Esta vez se ha tirado 9 horas al volante y casi desde el principio ya se sabía que no podía ganar. Es digna de encomio su profesionalidad, pero es bastante raro que desde que dejó Renault no ha vuelto a comerse un bizcocho deportivo. Deberían buscar a algún investigador de esos que miran los chacras, o de los que estudian los posos del café, para entender lo que le pasa. Es una pena, porque está demostrado es un gran piloto, aunque según la terminología antigua es los que papás y mamás decían de algunos de sus niños; es un destrozón, todo lo rompe.

Volviendo a Málaga, sigue el culebrón por la Alcaldía. Ahora es don Bendodo quien “pide” oficialmente a don Francisco que se presente. Y es ahora cuando do Francisco se deja querer y dice que lo pensará. Todo esto es un teatrillo, todos sabemos que en política nadie se retira por las buenas, a menos le pongan una pistola en la sien política. Asimismo, también se sabe que la confianza en un posible sucesor no es demasiada. Hasta ahora, han sido los propios peperos los que se han encargado no saliera nadie que pudiera hacerle sombra, lo que se ha hecho a base de mantener en los cargos solo a los mediocres y a los pelotas. Ahora que ya se le ve el rabo al asunto, es cuando vienen los problemas. A ver si aprenden.

De todas maneras, los Otros tampoco son para tirar cohetes. Ahora el señor Zorrilla, en un alarde de preocupación por la ciudadanía, se entretiene en pedir “que se le quite la rotonda al jeque y se llame ‘Afición malaguista’”. Este es El Gran Problema de Málaga. Primero fue dársela, ahora quitársela. No aprenden.

Y ha, levemente, resurgido otra de las polémicas; ¿Que se va a hacer con el solar del Astoria? Hay quien dice saberlo; “Ocho claves del proyecto para el Astoria”. Si tiene las claves, que le hagan caso.

Hasta mañana           Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España