Desgraciadamente empezamos con una pena grande. Ha aparecido el cadáver de Laura Luelmo (D.e.P). Ahora habrá que buscar a los culpables, y después, a ver si es posible, quitarlos de la circulación para siempre, aunque a los güenístas les pese.

Como estas cosas pasan en todos lados, en Marruecos han matado a dos escandinavas que hacían turismo en el país. Y, en Málaga, a otro turista, un negro, le ha arrancado parte del labio y de la barbilla de un mordisco sin mediar palabra”. A este, si lo pillan, como es negro no le harán nada, para no ser tachados de racistas.

Con estas cosas, es difícil ponerse ante las teclas de buen humor. Al menos me dedicaré a mirar las “tonterías” habituales, aunque muchas, mejor, casi todas esas tonterías nos cuestan una pasta a los contribuyentes.

Para empezar, don Pedro, esta vez (otra) dice que si no hay presupuestos asume que no puede llegar al 2020 sin cuentas, y convocará elecciones. Este anuncio tiene la validez de todos los que hace el señor Sánchez. Cero, ninguna credibilidad, miente más que habla.

Una de esas chorradas raras, es la queja gibraltareña de que un barco español “persiguiese a un submarino nuclear británico”. Tontería se cae por su propio peso. ¿Para qué? Como si no tuviéramos ambas partes, España e Inglaterra, otros problemas a diario como para dedicarnos a jugar a los barquitos. Son ganas llanitas de meter la pata; primero el barco del himno, ahora la persecución, mañana será otra cosa.

Da que pensar esta frase de doña Soledad Becerril. La pronunció ayer en Málaga y se refería a l Congreso de los Diputados de su época; “Éramos unas manchitas de colores entre los trajeados”. Las mujeres de entonces serían unas manchitas de colores, pero ellas eran unas señoras y ellos unos caballeros, ambas partes respetuosamente bien trajeados. Hay que ver ahora el pase de modelos del Congreso actual para comprender y entender como hemos caído de bajo.

En las chorradas ya tradicionales, mientras don Sánchez sigue babeándole a la marioneta, a él le ponen exigencias cada día; “los golpistas exigen traducción simultánea en catalán durante el juicio del 1-O”. Claro que a hacer el ridículo le ayudan sus ministros de cabecera. EL señor Ábalos llamó casposos a los aficionados a los toros, y ahora se hace fotos en las corridas, naturalmente en el palco de autoridades, es decir, sin pagar. Para más inri se descubre que su papá, era… torero; “don Heliodoro ‘Carbonerito’ Ábalos”. Mira que bien.

Ya puestos en tropelías, los ministros se ponen de perfil ante los negocios privados de doña Rosa María Mateos, y para rizar el rizo, se escudan en… “la independencia de RTVE”. Esto es para nota. Habrá que ver que hacen con las investigaciones de la UCO sobre los enjuagues de doña Cristina Narbona, ahora le salen “otros 7,5 millones en publicidad que Narbona cargó a las concesionarias de Acuamed”. Con lo felices que ellos estaban con haber “destapado” Acuamed…

Para no faltar el hijo arquitecto de doña Carmena, la ahora independiente, anda en líos por una venta rara, donde el precio bajaba día a día, y donde “parte de los pagos supuestamente ingresados nunca aparecieron en las cuentas”. Se habrán traspapelado.

Y en Andalucía, ¡ay!, ¡mi Andalucía! Ya se les está viendo el plumero a los dos que según ellos iban a echar a la Sultana. Esta los está llevando de la mano al despeñadero. Ellos a su vez, con estas chorradas, titubeos, postureos y demás, están llevando votos a Vox día a día. Ahora el C’S quiere gobernar con doña Susana, el PP dice que no, pero entre ellos se despellejan mientras la Jequesa espera sentada en su trono.

Se nota hasta en la tranquilidad con la que los encausados por los EREs ven su futuro. Por ejemplo don Chaves, al referirse a su juicio lo considera, “un cúmulo de conocimiento, una experiencia vital”. Vamos algo así como una excursión a la sierra. Esto indica que ya “saben” por dónde van los tiros, y que a ellos no les van a dar.

Para el final, al menos una buena noticia Es de la provincia; “Nace el primer bebé en 40 años en el mismo pueblo de Ojén”. Esperemos sea un síntoma de recuperación, y para ello… ¡Brindemos con una copita de Ojén!, (los viejos me entenderán).

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España