Hay cosas que aparecen y cuando no las tienes o las haces, no eres nadie. Está pasando con las investigaciones. En Trumpolandia el FBI, que por lo que se ve no le tiene mucho cariño a su nuevo amo, que por cierto está quedando como un coral en la reunión del GNosecuàntos, está investigando, ahora, a su yerno. En UK, estos cuando investigan meten en el talego rápidamente a los que pillan, Con lo de Manchester ya van diez en el bote. Los griegos tienen que investigar quien quiso matar, en plan cómodo, a uno de sus expresidentes, lo quiso matar por carta, seguramente para no molestarse en tener que buscarlo.

Y Aquí, la fiebre está por doquier, ya hasta las policías se investigan entre sí. Ha salido que los Mossos catalanes investigan a la Policía, porque sí, porque les apetece. Y lo dejo porque esto es una historia interminable.

Vamos al Lavadero Nacional, la política. Don Sánchez esta empezando a pagar sus deudas. Ya está arrimando su ascua a la sardina catalanista, pero como este tiene, además, mala suerte y le sale todo al revés, se va a apuntar a eso, cuando ya hasta los mismos catalanes se están desenganchando. Los empresarios catalanes, demostraron ayer a don Puigdemont, el puñetero caso que le hacen y el respeto que les merece. Lo dicho, don Pedro siempre a contramano.

Dentro del capítulo curioso, Ciudadanos “cita a sus concejales para formarles en la gestión de dinero público”. Mal está el asunto si hay que enseñar a estos, lo que antes estudiabamos en aquel librito de urbanidad y buenas maneras. Lo de ser honrados, diligentes y trabajadores, parece  ahora es materia de alto standing, y hay que “formar” a los colegas en estas cuestiones.

En cambio, nadie se preocupa mucho por cosas que les pasan a los ciudadanos y ciudadanas. Por ejemplo, a una señora a la que han declarado muerta sin comunicárselo a ella, qué, por consiguiente ha seguido viva, aunque le está costando muchos disgustos. Doña Juana, que así se llama la presunta y real víctima, lleva siete años intentando demostrarle a todo el funcionario al que se enfrenta, que está viva, que no es una entidad extracorpórea. Le trae problemas de todos colores entre ellos, para renovar DNI, carnet de conducir, etc… Aunque ella misma reconoce que los que están mejor informados de su permanencia en este perro mundo de los vivos, son los bancos que le siguen cobrando de todo y por todo. Dios nos libre de alguna cosa de estas, porque demostrar, si el ordenador dice lo contrario, que uno está vivo debe ser más difícil que enseñar a un burro a leer, aunque… si muchos de ellos han llegado al Parlamento es porque leer saben, aunque sea poco y no usen a diario ese conocimiento.

En cambio, para otras cosas hay grandes facilidades; “UGT no tendrá que devolver a la Junta un millón de euros”. Qué suerte tienen algunos que siempre les tocan jueces comprensivos. Una envidia nos in vade.

En Málaga, sigue la lucha por el Metro, y una aclaración de un Comisario Jefe en cuestión de tiroteos: «Habrá tolerancia cero a la exhibición grosera de armas entre los clanes». Me quedo en la duda de qué pasará cuando la exhibición no sea grosera, sea fina y delicada, aunque sigan matando gente.

Hasta mañana.      Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España