Antes de ver lo que pasa hoy, un par de reflexiones personales.

La primera es nacional, es la constatación (ya lo dije hace unos días) de que ha nacido una estrella linguistico-periodística; el verbo perimetrar. No hay un corresponsal que se precie, de esos que están tirados por los montes, o un consejero o concejal con aspiraciones, que no ‘perimetren’ a las primeras de cambio. Tengo pensado, cuando vaya a alguna reunión, decirlo nada más llegar para que se note que estoy al día.

La otra, es foránea, de Yanquilandia, esta; EE UU exige que los asientos en los aviones dejen de menguar”. Desde aquellos tiempos en que yo trabajaba con aviones, el espacio entre asientos cada vez es menor. Hay compañías en las que ya no se puede ni bajar la bandeja, aunque claro, como ahora mientras se viaja no te dan ni los buenos días, dirán que poca falta hace la bandeja. Ya una vez, empezaron a estudiar una forma de ir en los aviones en pie y solo apoyados en una especie de tabla. Al paso que vamos, esto llegará.

En fin vamos a lo de hoy. Un periódico equipara a don Tsipras y don Varoufakis a Pimpinela. No está mal visto, aunque a estos pimpinelas no sé donde colocarles a don Pedro, que era su claque más agradecida. ¿Quizás, de palmero?

Preocupante es que Feisbuk haya tenido que desconectar dos robots que ya habían empezado a hacer la guerra por su cuenta. Dicen estaban creando un idioma incomprensible, vamos, como nuestros políticos.

Del Lavadero Nacional, don Rajoy va a poner a trabajar a sus ministros ¡hasta en Agosto! Los va a llamar para “frenar a la Generalitat”. ¿No la ha podido frenar, por ejemplo, hace un año, y así nos ahorrábamos las horas extras de los señores ministros? Chorradas.

Lo que sí ha estado bien es que el ministro de AAEE ha cesado al cónsul en Washington, “mofarse de Susana Díaz”. A doña Susana hay que estar de acuerdo, o no, con ella, pero el insulto personal, y menos por razón de lugar de nacimiento, no es de recibo. Además, he oído a este ¿señor? en la radio, y me reafirmo en que está bien cesado.

¡Ah! Los Villarines ya están en la calle. Es primorosa la imagen de don Ángel saliendo del chalet de Soto del Real, con un sicario tras él… para llevarle la maleta. Toda una imagen de satrapía.

Voy a ir dejando esto, solo con el chiste malagueño; “Los empresarios exigen opinar del impacto ambiental de la torre del Puerto”. ¡Angelitos! Cómo si lo que ellos opinen fuera a servir para algo. En esto, el pescado ya está vendido y hay que jod…., perdón, aguantarse.

Termino con otra reflexión personal (hoy estoy introspectivo). A veces a los malagueños nos cuesta trabajo explicar a otros españoles el término “merdellón, merdellones”. Yo acostumbraba a decir que eran “horteras que además estaban orgullosos de serlo”. Con esto salía del paso. Ahora, es más fácil. Basta con decirles, “mira la tele, y cuando salgan, el Maúro, Neymar, Jorge Javier, ‘la Esteban’, CR7, Sergio Ramos, etc…, ahí tienes la definición hecha imagen”. Hemos ganado en comodidad.

Hasta mañana.      Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España