Lunes ocupado en prestar atención a mi coche, que dada su avanzada edad a veces necesita un mínimo de cariño. Por eso voy algo tarde, pero el finde ha dado para mucho.

Para empezar, apareció Julen, y como ya esperábamos sin decirlo, apareció muerto. Esperemos que al menos sea verdad lo que dicen los del Anatómico Forense y no sufriera. Ahora viene lo peliagudo. Para empezar, el pocero dice que él llegó a los 110 mts., el pozo está lleno hasta los 70 metros… por ahí hay que empezar. Después los tres metros de escombros “sobre” el niño… Ya veremos cómo termina esta segunda parte.

Después lo de Venezuela y los equilibrios del tal Sánchez. Este último en otro de sus intentos de nadar y guardar la ropa, primero dijo que esperaba a la UE, después pidió “unas elecciones libres al Maúro”, lo que es una utopía, a continuación, dijo que son los demás países los que lo siguen a él, va de líder europeo, y ahora pone plazos. El Maúro por su parte, se atrinchera y da coba al ejército, o más bien a los ‘muy altos jefes’ del ejército que no es lo mismo, y baila, salta y da consignas a todo trapo. En una de ellas echó en cara al tal Sánchez su actuación, y le espetó que él, el tal Sánchez, no le puede dar órdenes, ni incluso ideas, porque a él, al tal, “nadie lo ha elegido”, cosa en la que está cargado de razón. Hasta hora, lo único que está claro es que no va a poder llevar a doña Bego a Venezuela en el avió oficial…¡ni incluso pagando!. Este se le va a quedar fuera del esquema. Le han chafado su plan de visitar “todos” los países del mundo a costa del contribuyente. Esta semana toca América, se va a Méjico. Por supuesto, lo pagamos nosotros.

Lo tercero, los taxistas y sus algaradas. En esto, no llaman la atención sus desmanes ni sus insultos a otros, ataques, alguno ya a tiros, hacia los competidores, etc… Ni sus exigencias que no cesan. Lo que sí llama la atención es que nadie de ninguna de las administraciones quiere hacerse cargo del problema.

Si uno de nosotros, honrados ciudadanos, paramos en segunda fila, tapamos una salida, cometemos algún error de conducción, o nos falta algún papel, lo llevamos claro, hay cola entre el Estado, las CCAA y los ayuntamientos para multarnos, quitarnos puntos, y si hace falta, quitarnos el vehículo. No digamos si tenemos alguna confrontación con un taxista, ahí lo tenemos todo perdido. Estos colapsan una ciudad, avisan que van a cerrar las salidas de todas las carreteras, y cometen todo tipo de tropelías, incluidos escraches violentos, y nadie se hace cargo. Como diría un castizo malagueño, “se hacen el lipendi”. Nadie sabe nada, en todos los estamentos lo único que se derrama sobre ellos es… comprensión, y cariño.

Con esto lo de la segunda rotura de una presa en Brasil que ha obligado a evacuar a 24.000 personas y tiene muchos desaparecidos llama poco la atención del exterior, además se puede despachar echándole la culpa al nuevo Presidente que cae mal a muchos.

De por esta España nuestra, la espectacular envainada de Podemos que va a negociar una lista conjunta con el que ayer era un maldito, don Errejón y su abuelita doña Carmena.

La promesa de don Juanma y compañía de subir el presupuesto en 2019 para Sanidad es algo que habrá que confirmar y ver si sirve para mejorar.

Y al menos una muestra de cordura, la del TS que esta vez aplica la ley, y ha rechazado poner en la calle a los del 1-O durante el juicio. Ha hecho bien, porque estos, como están subvencionados, se piran a las primeras de cambio. Por lo menos que se tengan que tragar el juicio.

En Málaga nos ha mirado un tuerto con esto de los pozos. Ayer en Villanueva del Trabuco sacaron el cadáver de un hombre “que había salido a pasear” (¿?) de un pozo. Este, de sólo tres metros y con agua. Para más sorpresa, con él estaba también el cadáver de su perro. Se está poniendo peligroso pasear por el campo.

Con esto lo dejo. Voy tarde a todo.

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España