En realidad, vaya fin de semana. De por ahí fuera, la noticia de que el actor Sean Penn, el exquisito, piensa hacer una película del héroe Chapo Guzmán, y la triste de que ha palmado David Bowie.

Sin embargo la tela a cortar está aquí, en estos procelosos territorios. Reconozco que don Arturete ha conseguido sorprender a todos, incluso a mí que estoy mentalmente preparado para oír cualquier despropósito sin despatarrarme. De tarde, con nocturnidad y alevosía, se medio apartó para dejar paso a un señor del que nadie había hablado. Entre otras cosas ha conseguido, este nacionalista a ultranza, nombrar presidenta consorte de la Generalitat… a una señora rumana. En el proceso de engañar a los votantes, a cambio de esta renuncia, la CUP defenestra a dos diputados para nombrar a otros más “agradables”, a los que para más inri ha vendido a Jxsí por ese plato de lentejas en que se ha convertido don Arturete en su intento de no perder su coraza de aforamiento… por lo que pueda pasar.

Lo malo de este asunto, es que el siguiente en caer está entre dos; o bien cae don Mariano, para poder dejar un heredero/a que pueda enfrentarse a lo que se nos viene encima, o bien cae don Pedro al que este torpedo catalán le va a hacer un daño horroroso. Pase lo que pase, lo único claro son dos puntos; el primero, que los votos valen para poco, ya que una vez pasadas las elecciones, los partidos hacen mangas y capirotes con ellos. El segundo punto está más claro y meridiano; los que perdemos somos los de siempre, los ciudadanos.

El otro gran follón nacional, es el comienzo del juicio Noos. Esto va a dar mucho juego, ya hoy las teles y las radios están encantadas con el asunto. Con esto tienen aseguradas horas y horas de emisión sin tener que pensar ni estrujarse el cerebro con soluciones creativas. No es posible pensar, sin que te den escalofríos, en el coñazo que nos van a dar con esto. Por supuesto, de un juicio a los pujolines no se piensa, ahora, que se han buscado una pantalla en la independencia mucho menos. No vayamos a confundirnos

Pensar en que los juicios están para hacer justicia es impensable, así que este del Noos va a ser un teatrillo en que todo debe estar ya decidido.

Para demostrar que eso de la justicia se perdió en la noche de los tiempos, arrastrada con las leyes, está la petición de uno aquí en Málaga. Un fulanito, que ya tenía antecedentes por violencia doméstica y maltrato a su madre, le rebanó el cuello a su hermana, que iba todos los días a ayudarle y le piden sólo 15 años de cárcel, lo que se quedará en 6 o 5 que después con las reducciones por hacer crucigramas, en un par de ellos. Eso es lo que considera la justicia vale la vida de una mujer de 25 años.  

Hasta mañana.        Pepeprado

 

Written by