Escondida entre las noticias de segunda fila, he encontrado esta aberración; “Matan a cinco calvos en Mozambique para usar sus órganos en rituales”. La leshe. Por edad, aunque yo no lo sea, tengo amigos de escaso pelo a los que tengo en gran estima, y pensar que sólo por carecer de adorno piloso los puedan mollar, me da un cierto yúyu. Allí, a ser albino, se le suma ahora lo de ser calvo. Lo llevan crudo, pero esto debe ser una de esas cuestiones culturales que hay que “respetar”.

En UK, por fin se han decidido a admitir que el pobre chico está entre los fallecidos, aunque aún no permiten a sus familiares verlo. Mientras, andan de elecciones para ver si reina doña Theresa o el Otro. Allá ellos.

Aquí, cosas de esas que sorprenden. Por ejemplo, que Hacienda está haciendo una operación contra el fraude de productos chinos. Bien, pero de una investigación sobre los sueldos y otras prebendas de los alegres pseudo periodistas de Tele5 y otras cadenas del cutrerío, nada. A esos nada de investigarlos.

Lo que si va a traer cola es que lo de la lección de apellidos dicen que va a tener que esperar. Todos conocemos a mamás que estarían encantadas de que sus apellidos, los dos, fueran los que pervivieran, y que el papá, una vez cumplida su función de donante de bichitos, desapareciera de la escena. Personalmente, a mí, esto de los apellidos, las sagas, las tradiciones familiares, etc…, siempre me han dado igual. Considero los apellidos como una herramienta para circular por la vida, y como tal, prefiero que se quede como está; regulada. Así, siempre se le puede seguir la pista a la ascendencia de los nenes en caso de necesidad. Ahora bien, si para algunas, eso va a ser motivo de alferecía permanente, que le pongan a los niños el apellido que quieran. Ya hemos pasado de los Pacos, Pepes y Manolos, a los Kevin, Ivanes y Mavericks, así que un paso más… qué más da. Que les pongan Chicharito.

Hoy han salido ya a la luz, las declaraciones del imbécil de Baleares, ese que dice que la donación de don Amancio es “limosna de millonario”. Quizás es porque ha salido la lista de cómo se reparte la pasta. Naturalmente, los que más obtienen son los catalanes, y cómo Podemos no aparece en la lista, es fácil comprender a este semoviente.

Aparte, en Madrid, doña Carmena prohíbe a los hombres abrir el compás de perniles en los autobuses. El colectivo gay puede vestir como quiera y enseñar lo que quiera.

En la Cortijada, doña Susana anda regalando dineros, naturalmente los nuestros. Va a dar para esas matriculas gratuitas que dará a los afectos al régimen, y una renta mínima de reinserciones, que es la manera de decir ‘pasta a quien elle quiera’. En el entretanto, la juez señora Bolaños, “reprocha a la UCO que plantee «hipótesis» en el ‘caso Avales’”. Es decir, a algunos, ni mirarlos.

En Málaga, a vueltas con el hotel “de Moneo”. Dicen los abogados de Urbanismo que están de acuerdo con la oposición en tumbar el proyecto. Lo que nadie dice es quien paga los platos rotos.

Me voy, antes de que se vuelva a ir la luz. ¡Ah! Le han dado el premio de poesía Princesa de Asturias de las Letras a un poeta muy, muy conocido; don Adam Zagajewski. Es polaco, y rima en polaco. Debe ser muy leído aunque no se dé nadie que lo conozca, aparte de los que lo han votado. No hay como tener amigos en sitios importantes.

Hasta mañana.      Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España