De vuelta y en territorio informático conocido, me reincorporo a esto que se acostumbra a llamar ‘la actualidad’.

Me entero que en Malta se han reunido los listos de Europa pero que no quieren ni hablar del Rubio. Este, mientras, sigue a su bola, liándola a cada momento e intentando demostrar que se puede ser un poco más burro cada día. Ya ha conseguido ser maleducado hasta por teléfono, colgándole a un primer ministro, aunque creo que este sprint ha sido para competir en “popularidad” (que es lo que a él le importa) con la marmota Phil.

Recién vuelto del viaje, leo que en otro destino turístico, en París, y nada menos que en la entrada del Louvre, un soldado ha tenido que dispararle a un fulano que intentaba entrar con una maleta y esgrimía un cuchillo. Habiendo estado en una de esas colas pre-monumentales, me doy cuenta lo fácil que es para un berenjena de estos, hacerle la puñeta a un número elevado de inocentes. Tenemos un futuro negro.

Por aquí, el Congreso ha aprobado tramitar una renta mínima para familias con apuros. Suena muy bien, pero nadie explica de dónde va a salir el dinero, tampoco como saber a quienes se les va a repartir la pasta.

Por cierto, entremezclada en otra noticia, he leído; “en España se suceden una media de 4.000 suicidios al año”. Esto, casi triplica los muertos por accidentes de tráfico, pero nunca nos hablan de ello las teles y demás medios de presunta información. Se hacen campañas para casi todo, pero la gente se sigue matando, y, lo que es peor, algunos llevándose por delante a niños, bien propios o bien extraños, y a ningún estamento oficial parece importarle. Qué, a los politicos no gusten estas cifras que ‘ensucian’ el pretendido idílico paisaje nacional, es comprensible, pero que lo medios tampoco digan ni pio, es sospechoso.

Ya puestos en eso de la política, por aquí la cosa sigue igual. En Cataluña hay otra, la enésima, operación contra CDC y su tres por ciento, y como es habitual, Más y compañía ya se han envuelto en la bandera y andan despotricando. Aunque se sabe que el “muy honorable” don Pujol, le dijo a su acolito don Arturete eso de; “Toda la mierda para mí, en el partido tiene que quedar poca”. Imagino que hasta de la mierda se repartían el 3%, pero es seguro que  a estos no les va a pasar nada.

En cambio, en Murcia han imputado, o investigado o cómo leches haya que decirlo, a su Presidente… por “UN” asunto de calificaciones de cuando era alcalde. Seguro que a este sí lo crucifican.

Para terminar con los exquisitos del poder, hay tres malagueños que quieren ser de la dirección nacional de Podemos. Es para ascender.

Ya en Málaga, está el asunto del pescado vietnamita. Lo compré una vez y era un poquito asqueroso, blandengue, con un ligero sabor a fango y no lo he vuelto a hacer. La verdad no me hace gracia que esto lo den en los colegios.

Y, un “ligero tiroteo” en Los Asperones. ¡Pseee! Poca cosa.

Este fin de semana bajaré las fotos y las miraré a ver si hay alguna que merezca vuestras miradas.

Hasta mañana.      Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España