Miércoles sin procesiones  

Miércoles santo raro, pero es lo que hay. Del exterior por fin ha desembarrancado el barco en Suez. Aquí, un pelotazo; “el juez desautorizará a Marlaska y ordenará a Interior restituir al coronel Diego Pérez de los Cobos”. A ver si empiezan a darse cuenta de la desfachatez del MarlasCa. Y que sigan con la Fiscal del Gobierno, que también hila fino; “Delgado ya ha colocado a 9 fiscales de su asociación en la cúpula de la carrera”. El compadreo como arma política. Ya en tribunales, el por fin dimitido, con lloros y ovaciones de su claque, empieza a tener su propio calvario; “Iglesias se enfrenta a una sanción de la Junta Electoral por volver a usar su despacho en un vídeo”. Fue por volver a usar el Mº como plató electoral. En  esto, es reincidente, pero ahora abre el campo propagandístico. Dice una noticia qué; “se enfrentó a unos ultras”. En realidad nunca sucedió tan gallarda respuesta, según se ve en el video promocional, los que se enfrentaron, fueron sus guardaespaldas, además apoyados por policías nacionales. Todo es según el color del cristal con que se… cuenta.

Del Bishito, mejor hablamos de los múltiples bishitos, dicen esto; “Europa blinda sus fronteras con cuarentenas mientras Sánchez sigue con España abierta para culpar a Ayuso”. Últimamente Ayuso tiene culpa de todo, incluyendo desastres naturales y en todas partes. Seguramente tiene también la culpa del barco encallado; “Gabilondo dice que Ayuso es la «responsable» de la cuarta ola por su «mala gestión»”. Siempre es bueno enterarse que es esta mujer la que gestiona los aeropuertos. Para hacer méritos, se apunta a esto el fiel servidor metido a futurólogo; “Miguel A. Revilla, presidente de Cantabria; “»Ratifico que en 10 días Madrid tendrá una incidencia por el coronavirus enorme». Se lo habrá dicho Tezanos. Sólo le falta besar el suelo por donde pisa el Divino Pedro. En eso de vacunarnos a todos, la cosa va como va; “El objetivo del Gobierno de vacunar al 80% de los mayores de 80 años antes de abril fracasa por la falta de dosis”. Y por desastre organizativo, digo yo. En cambio hay departamentos que funcionan a todo tren; “La Seguridad Social reclama la pensión a una médico jubilada que trabajó durante la pandemia”. Primero pides ayuda después… palos a quien te ayuda.

En La Esquina Irredenta le han pillado el gusto a eso de gastar pasta en elecciones; “Sólo logra los apoyos de la CUP. Pere Aragonès cae derrotado en segunda vuelta y empieza la cuenta atrás hacia otras elecciones”. Como ya no hay que estar ayudándoles, el TriG se dedica a sus enjuagues. Lo de Correos es de juzgado de guardia, la menestra de de Hacienda, ayuda; “adjudicación, por parte de Correos, más de dos millones de euros en asesorías a una consultora con sede en Panamá”. Esto de que Panamá y el recién nombrado Jefe de Correos, un amiguete del partido, sean los que “controlen” el voto por correo, es de libro…Ya sabemos los resultados antes de que se voten.

En Andalucía, la menestra sanchísta Montero1, también se monta su chiringuito; “Montero coloca a su guardia de corps del PSOE Andaluz en los puestos clave de las empresas públicas”. Hay que agradecer los favores y la fidelidad. Por su parte, la actual Junta lucha para recortar un 10% los gastos de RTVA. Quieren hacer ajustes en los gastos y contratos a la baja con las productoras. Renegociará las producciones externas, recortará en vestuarios y alquileres y repetirá programas. En realidad es fácil; se mira lo que ha hecho doña RosaMM con RTVE. y se hace lo contrario y ya está.

En Málaga, ahora el problema es que Unicaja quiere soltar lastre, por ejemplo al equipo de baloncesto; “Las instituciones piden a la Fundación que mantenga su apoyo al Unicaja baloncesto”. Ya se verá como acaba esto. Y han trincado a este; “Detenido el presunto autor del disparo que mató a un dj en una fiesta ilegal en Marbella”. Es un alemán, y seguramente… estaría pagado por Ayuso. Y me voy. Esta semana por asuntos del abuelazgo, con nietos de vacaciones, esto va a ser más irregular, por eso no estuve ayer, mañana ya se verá.

Hasta mañana, o  al menos eso espero      Pepeprado