De cabras, cabritos y otros

En Noruega están ahora con atentados más baratos; “Un hombre mata a cinco personas y deja dos heridos con un arco y flechas en Kongsberg”. Además, y esto gustará a nuestros ecologistas de cabecera, así respetan el medio ambiente. En Bruselas, nos hacen el caso que nos hemos buscado; “Bruselas ignora las reclamaciones de España para frenar la crisis del recibo de la luz”. Y en Belgica, el Puchmamón sigue dando órdenes al Sanchez, el que manda, manda; “Puigdemont rechaza un indulto anticipado, exige a Aragonès que su caso particular quede fuera de la mesa de diálogo”. Todo muy de lo que nos corresponde.

Aquí, el mayor éxito mediático (incluso han parado de hablar del volcán para contárnoslo) ha sido la ocurrencia de alguien que debería estar callado, ya que no es él el más adecuado para hablar de esas cosillas de enchufes, hermanísimos, gastos ‘superfluos’, insultos a los demás etc.…; “Alfonso Guerra: «Algunos abuchean a un presidente y aplauden a una cabra». Lo remacha; “Cada uno elige quién le representa mejor». Lleva razón, pero por encima de elegir a una cabra, hay quienes escogen a un cabrito y este se comporta como lo que es. En la terminología, cada cual es libre de intercambiar cabrito por ‘cabra macho grande’, no me gusta abusar de los exabruptos.

El Elegido, sigue su política de igualitarismo; “Destina 16,6 millones para sus altos cargos y asesores, más del doble que Rajoy”. Y ¡ojo!, estos millones son “SOLO” para los “suyos” personales, los de los demás ministros y menestras van a otro saco, y también se los pagamos nosotros. Para sacar los Presupuestos, sigue en su democrática actuación; “El Gobierno presupuesta invertir en Cataluña un 83% más que en Madrid por habitante”. Para esto, a esos que hace dos días decían que  ni tenían nada que ver con España; “les aumenta un 11,5% más de inversión”, y para otros, como está allí doña Ayuso; “quitará Madrid un 8%”. Al menos, ha hecho una raya en el agua, ha admitido que no va a cumplir algo. Esta es la primera vez que lo admite; “Sánchez suavizará el hachazo a las eléctricas y admite que no cumplirá su promesa”. Para cuadrar a martillazos sus quiméricas cuentas; “Hacienda ya no garantiza el futuro de los planes de pensiones privados”. Aquí, todo lo que lleve el adjetivo “privado” está en el punto de mira. Para no molestar a los indepes, en Educación deja manga ancha; “El currículo/ Educación no detalla los hechos de Historia que deben estudiar los alumnos de ESO en toda España” Que cada cual enseñe lo que le dé la gana. Usa esta coartada, dice que es para “descentralizar el currículo” y para no incurrir en «enfoques academicistas». O sea, barra libre… siempre que se hable de lo que ellos opinan como “aceptable”, nada de hablar de Paracuellos y cosas así. En el capítulo de propinas a los fieles, dos millones más a Tezanos para seguir “arreglando” el CIS.

Las que están revolucionadas, son las nenas de la progresía. Doña Irene, sale a defender a sus elegidos, elegidas y elegides; “asegura que sus asesores condenados e imputados están «perseguidos por defender la democracia». Y se queda tan pancha. Y a doña Tere I de Andalucía, la han condenado a devolver pasta; “Teresa Rodríguez pagó con fondos del Parlamento el alojamiento de sus diputados, pese a que ya reciben dietas para ello”. El que no corre vuela, se cobran las dietas y además que se lo paguen todo, así la pasta está “liberada”.

En nuestra taifa andaluza, los que andan intentando salvar los muebles son los de C’s, aunque creo que lo llevan crudo. Ellos mismos y mismas, se han puesto la soga al cuello e ir ahora pidiéndole más árnica al Gran Timonel no los va a salvar, este tienen a otros a los que “conformar” antes que a ellos.

De Málaga, poco que contar, aunque siguen dando la vara con la Torre del Puerto, ese mega supositorio que quieren meter por ahí mismo… por el Puerto.

Y lo dejo, aclarando que de otros, PP, Vox, etc.… no hablo porque simplemente no hacen nada, ni bueno ni malo, están cada uno en su Nirvana particular. Así les va… y nos va.

Hasta cuando sea,o al menos, eso espero,                          Pepeprado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *