Decíamos ayer….

Siempre me ha gustado esta vuelta a la normalidad de Fray Luis, porque implica confianza de futuro y deja el pasado incómodo atrás. Hoy solo unas letras para confirmar que estamos de vuelta los dos, mi blog y yo. Mi blog volvió a la vida hace un par de días, justo cuando a mí me estaban operando mi maltrecha rodilla, y yo, ha sido hoy cuando me he podido poner a teclear estas líneas.

Siento haberme perdido el momento de la sentencia de los EREs, que por cierto, ya está práctica y convenientemente desaparecida de los noticiarios afectos, ni las no explicaciones del Tal, así como la entrega del país a manos de indepes y terroristas.

Cuando esté en mejores condiciones, ya hablaremos de ellos, pero por hoy no quiero abusar de mis, por ahora, menguadas facultades.

Intentaré al menos, poner esta especie de telegrama a la antigua cada día, pero tampoco lo puedo asegurar. Sólo dar las gracias a los que os habéis interesado por mí desaparición, y aseguraros que mi intención, como la de Mac Arthur, es… volver… pero en perfecto estado de revista.

Así que…

           Hasta mañana         Pepeprado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *