Ahora sí

Ahora sí, ahora parece que vuelve una cierta normalidad a la vida cotidiana, ya no es agosto.

En Alemania entre conservadores y socialdemócratas, dicen han frenado a la peligrosa ultraderecha de aquel país.  Bueno, al menos eso dicen los sondeos, lo malo es que si los sondeos son como los de aquí, que dicen lo que quiere que digan el que los paga, esta “noticia” tiene poca credibilidad. También del extranjero, aunque conectada con las nacionales, es una en que sale que los pujolines, empleaban la fortuna oculta en Andorra para “financiar cosechas de café en México y su posterior exportación a Estados Unidos”. Mira que bien, y que cosmopolitas son los de esta familia, que por cierto, siguen todos en la calle.

Ya puestos en lo internacional, un estudio nacional nos compara con el resto del mundo; “España tiene más parados jóvenes que 13 países de la UE juntos y el doble que Alemania”. A pesar de esto, nos gastamos la pasta en mandar barcos a recoger lo que las supuestas ONGs nos mandan. La juventud de aquí solo vale a algunos para llevarlos de la mano a votar, después… que se busquen la vida por ahí.

La noticia de este finde es que andan buscando a doña Blanca Fernández Ochoa, que se ha perdido en los montes de Cercedilla. Es una sola de las noticias desgraciadas de este finde, porque, un toro mató a cornadas a un vecino de 52 años, una bailarina ha muerto por los fuegos accesorios de su espectáculo, otros dos o tres todos se escaparon, etc.… ¡Ah! Y cuando nos hablan del hambre en el mundo machacamos 18.000 kilos de tomates tirándolos en una fiesta. Cada vez más, tengo la impresión de que a todos, como país, se nos ha ido la pinza. Estoy realmente preocupado, no por mí, que me quedan pocos telediarios en este mundo, sino por mis nietos, de los que no sé qué país se van a encontrar.

Como es habitual, los del Lavadero a lo suyo. Ahora, ese estamento llamado “Transparencia” vuelve a echarle un capote al Amo; “Transparencia también blinda la ‘tesis fake’ de Sánchez: “Es una cuestión privada”. Aquí no se molesta a Este porque si se dice la verdad peligran las lentejas y el champán.

Otra que tal, es la Delegada del Gobierno de Sánchez en Melilla, doña Sabrina Moh, que para evitarse tener que invitar a su hermano, músico, sin experiencia laboral ninguna, y ex participante en un concurso de la tele (que no ganó), lo ha enchufado como “secretario de la Consejería de Cultura”. Allí va a tener un trabajo descomunal, enorme.

Claro que todo eso, lo pueden arreglar en la TVE1 “de” doña RMM, porque si han sido capaces de “manipular” un discurso público del señor Casado, y decir que “este dijo” que “el PP apoyaría la investidura de Sánchez si aplica el 155”, cosa que nunca dijo, esto de tapar a un hermano enchufado es poca cosa. Especialmente teniendo en cuenta que allí sí que están enchufando a todos los del partido y nadie dice ni pío.

Lo que sí es gracioso, es el cruce de peticiones actual. Para entretener al personal, hasta que no haya más remedio que publicar que va a haber elecciones, (a menos que don Pablo se arrastre por el fango), en las CCAA montan sus guerras de guerrillas. En el antiguo cortijo de doña Susana, el PP-A pide que dimita doña Montero (o Montera) y para contrarrestar, el PSOE-A pide la dimisión de Aguirre y la comparecencia de Moreno en el Parlamento. ¿Motivos? Da igual, el caso es dar espectáculo.

Y, ¡habló la escondida! Doña Colau, aquella que gustaba de los medios y salir en ellos, ahora “se queja ahora de que los medios informen de la ola de crímenes que sufre Barcelona”. No habla de atajarlos, ni de tomar medidas, ni de nada práctico, solo recurre a esa táctica antigua como el mundo y tradicional en los que mandan; “Matar al mensajero”. Así no hay malas noticias.

Para empezar este septiembre en Málaga, una noticia que considero esperanzadora; “La industria editorial en Málaga aumenta más de un 50% su volumen de producción en un año”. Esperemos que ahora, si se han “producido” más libros, haya también un incremento de los que los leen y que algunos levanten la vista de la tableta y entiendan que los libros, se leen, se huelen, se disfrutan, y te acompañan… con eso, mejoraríamos un montón.

Y un susto; “Un proyecto de apartamentos turísticos prevé una fachada vanguardista en la calle Santa María”. Lo de la fachada vanguardista ya es para asustarse, pero saber que en esta calle aun caben más turistas es, como mínimo, sorprendente.

Hasta mañana,                        Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España