Apasionantes

Hoy, hay dos temas apasionantes, pero no son los que se puede creer. Los 90 tacos de doña Isabel la Segunda de UK, que está dispuesta a saltarse un par de generaciones en el trono inglés no es uno de ellos.

Tampoco lo es que los de Esquerra anden buscando a sus votantes entre los de 16 años. Si la cosa les fallara pedirían el voto para los 14.

Por supuesto, tampoco que don Pablo y don Garzón anden enredando para ver cómo se reparten el poder que aún no tienen.

Ni siquiera lo es, que para dar vida a don Miguel de Cervantes, una tele progre le haya dado el papel a un impresentable diplomado. No, nada de eso es imponente ni apasionante.

Los dos grandes temas son, por un lado eso que llaman “la compresa de Manresa”. Me da envidia la ciudadanía de Manresa, que por lo visto tiene cubiertas todas sus necesidades, arregladas todas sus infraestructuras y solucionados todos sus problemas, y se pueden dedicar a decidir qué es lo que las féminas deben utilizar para empapar sus problemas mensuales.

El otro descacharren nacional, viene de la aspiración a crear una nueva licenciatura nacional; la de Disc Jockey Luxury. Esto es simplemente maravilloso, y trae ventajas aparejadas, o, mejor albardadas. Por ejemplo, se abre el camino para nombrar Doctor Honoris Causa a don Paquirrín, con lo que el nivel cultural del país dará un salto gigantesco. También se soslaya de momento el problema de la armonización de un acuerdo para un plan de estudios nacional que dure más de una legislatura. Si esto vale, vale cualquier cosa.

Imagino que con esta última propuesta, la flamante consejera de Presunta Cultura de la Junta estará feliz. Ella que aceptó (¿o promovió?) que durante la Semana del Cine, los alumnos de la UMA dieran masajes a los actores “cansados”, no puede más que aplaudir esta muestra de altura intelectual. Además, para esto, parece que no van a pedir reválida, cosa que a doña Adelaida no gusta. Con un par de botellones reconocidos, se podrá sacar el título.

Ya en Málaga, y puestos a apasionar con cosas importantes, se ha planeado que en ese otro invento, el de la Semana de la Gastronomía, se haga algo importante; se ha decidido hacer el salchichón más grande del mundo. Fantástico, es una feliz manera de aunar tonterías y salir en el Libro de la Gilipichadas, cosa que siempre da mucho lustre.

En cosas serias, le van a hacer una playa a la medida a los que les regalaron los Baños del Carmen. No hay como tener amigos en el poder.

Hasta mañana.           Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España