Aquí, dos temas y nada más.

Que cosas, en Brasil han detenido a Lula da Silva, el que fuera presidente del país. Aquí estamos a la moda. Últimamente nos pirra llevar al banquillo a gente de relumbrón, lo que está ahora en cartel es el juicio a la Infanta.

Como es natural, tras su declaración ayer, hoy la tele está llena de expertos que analizan hasta las miradas, los gestos y todo lo que se mueva e incluso hay tertulias serias que dicen que esto es una victoria de la igualdad democrática. No me parece a mí que eso sea verdad. Por estar malucho estoy viendo la tele más de lo habitual e incluso más de la cuenta, y por lo que he visto, de lo que se acusa a esta mujer, se le podía acusar a un gran puñado de españolas. A todas las que hacen caso a sus maridos y que mientras que este les afloje pasta cada mes, no quieren saber nada de nada. Evidentemente hay otros matrimonios en los que todo se comparte, discute y decide entre ambos, pero este tipo de mujer que no quiere saber nada, es más habitual de lo que se admite, todos conocemos a algunas.

No nos engañemos, esta mujer está en el banquillo por ser quién es, y por ejemplo, las declaraciones de la otra encausada no parecen interesar a nadie. Eso de la igualdad democrática no cuela, porque hay otras personas que han hecho cosas bastante peores que esta y tienen status privilegiados. Por ejemplo, la familia Pujolin ha defraudado durante treinta años y no siquiera le han retirado el pasaporte o bloqueado las cuentas a ninguno, así, que eso de la igualdad no cuela.

Del otro tema nacional, de la presunta investidura no hay  nada que hablar. Si acaso, de lo que nadie quiere hablar, del odio perruno que le tiene don Pedro a don Mariano. No sé de donde le viene ese odio, pero no  puede ni verlo, y cuando lo tiene cerca se pone de los nervios, así que mientras este siga con sus fobias va a ser difícil que nadie se arregle.

Y me voy, comentando que esta sociedad ultramoderna y tecnológica, nos estamos pasando. Ayer un Airbus A320, cargado de pasajeros estuvo a punto de comerse un dron con lo que se podía haber liado una de órdago. Estas cosas hay que mirarlas, esto es más importante que si te has puesto el cinturón para dar la vuelta a la calle.

En Málaga, sin novedad, Huelgasa triunfando. Y eso que ni siquiera se está abordando el “asuntillo” de los puestos hereditarios, no sea que se molesten. Esta sí que es una casta, pero de esta, nadie habla en voz alta.

Por supuesto la oposición intenta acorralar al alcalde para que trague y ya después, poder decir que lo ha hecho fatal.

Hasta mañana.       Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España