Brexit end

Las noticias de por ahí son bastante inusuales. Por un lado nos dicen que la India ha mandado un cohete al espacio y con él, ha colocado 20 satélites. Estos, como están acostumbrados a estar amontonados, van a poner el espacio igual. Ya mismo será peligroso hasta mirar para arriba, porque te puede caer un satélite indio o de otros encima.

En otra, cosas veredes Sancho, Venezuela es ahora la que pìde a España que la Udef y Hacienda se pongan a investigar a Podemos y sus dinerillos americanos. Seguro que esto no se lo esperaban los subvencionados.

Pero lo más raro es saber que don Donald, pasa apuros por “problemas de liquidez”, lo que le pone difícil su “coronación” (no lo digo yo, lo dice el artículo que he leído). Si este tiene problemas de liquidez, lo que tenemos los demás ¿cómo se llama?

De aquí, hoy, como no se pueden publicar sondeos, estadísticas ni demás leches en vinagres, lo gordo es el descubrimiento público de una conversación entre el ministro del Interior y el Jefe de Departamento Antifraude de Cataluña (señores Fernández Díaz y De Alfonso).

Cómo es natural, ahora a la conversación le están sacando punta, todos, y como también es natural, cada cual arrimando el asunto a su sardina electoral.

A mí, me parece mal que estos dos empleados públicos se dediquen a estas cosas, pero me preocupa aún más que las conversaciones de un ministro, nada menos que de Interior, con un subordinado suyo, sea grabada y publicada por alguien. En un país en el que te agobian con la seguridad de tus güasaps y conversaciones y te espetan que debes tener antivirus, antihackers y antileches, enterarte que dos de los que mandan en la seguridad del país, salen en los periódicos por sus conversaciones, te deja helado. Me huele todo a eso que llama “una intoxicación”, pero mosquea tela. Veremos y esperemos que las fotos de tu perro no sean hackeadas por la CIA, la KGB o los chinos y después te chantajeen.

Por estos lares más cercanos, lo que más está llamando la atención es el impacto del posible Brexit en la provincia, Brexit que, menos mal, se tiene que aclarar hoy, para bueno o para malo. Los británicos de Mijas se han lanzado a empadronarse como locos, mientras otros, en la Axarquía están pensando en darse el pìro si Uk se sale del tiesto. Ambas cosas emocionan por igual, porque en ambas, se demuestra lo bien que viven aquí, aunque el 90 por ciento ni se haya molestado en aprender un pelín de español, y prefieran seguir yendo a sus pubs para ver los partidos de su pueblo. Quizás este susto les haga recapacitar y darse cuenta del chollo que tienen en este país al que a menudo desprecian.

En la capital, como ya no se habla del Metro, lo que ahora prima es dejar que don Moneo haga el hotel en el Hoyo de esparteros. Con esto se busca completar la idea esa de “ningún cateto municipal sin su cubo”.

Lo dejo pero ¡ah! La Roja, tras su derrota, ha vuelto a ser la Selección Nacional. Juro que esta mañana lo he oído varias veces, hasta ayer sólo hablaban de La Roja.

Hasta mañana.           Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España