Cambio en la Constitución

Aunque las teles hablen de lluvias por doquier, está visto que Málaga no es “doquier”, porque aquí no cae ni gota, lo más cerca, Campillos. En fin, a lo que vamos.

En lo del G7, como el Rubio había amenazado a don Maccron con un arancel sobre el vino francés, este se puso las pilas y le ha dado lo de suspender la tasa Google, y así los dos contentos. Por su parte, los laboristas del UK andan guerreros, están “dispuestos a todo”, incluidas elecciones, todo para que no haya un Brexit sin acuerdo. Lo otro internacional, es lo del fuego eran el Amazonas. Brasil, ha dicho que no quiere ayuda del G7 y que tiene los fuegos controlados. Y, como siempre, el más “listo” de la reunión, ha sido don Pedro I el Monclovita, que ha ofrecido ayuda y pasta, hasta a Argentina y Paraguay, que no tienen ni un centímetro de terreno en la Amazonía. Listo, listo, listo…

Hoy, un chiste internacional, lo protagoniza una niña, Greta Thunberg, que es ahora la “heroína mundial de la lucha climática”. Esta ciudadanilla, tenía que ir a nueva York para explicar en la ONU lo malo que son todos, y para no ir en avión, que es muy sucio, ha ido “en el velero del hijo de Carolina de Mónaco”. Seguro que el poliéster del velero, o de las sillas para tomar el sol no le ha molestado. Con esto, ¿tiene credibilidad?

Aquí, la muerte del piloto de la AGA, parece que en una maniobra mal ejecutada, ha conseguido que sepamos de un hijo de mala madre, de la ANC, que se ha alegrado de esta desgracia. Ojalá a ese cabrito no le pase algo similar, por más que se lo merezca.

Aunque para desgracia mayor, esta; “Muere la bebé de 21 meses atropellada por su abuelo accidentalmente en Cuenca”. Como abuelo en ejercicio que soy, no quiero, ni puedo, imaginarme lo que estará pasando no solo ese hombre, sino toda la familia. Eso sí es un problema, no los que tenemos los demás.

De tribunales; han puesto a disposición judicial “sólo” a 16 de los 73 detenidos de esa “fiesta” de Ibiza. Ahora a estos, les pondrán una multa que no pagarán y a la calle. Lo mismo que el vendedor ambulante, el que apuñaló a un jefe de la Policía Local en Huelva. A pesar de que hay hasta videos de la agresión, dos añitos que tampoco cumplirá. Todo muy edificante.

Del postureo nacional, ha salido una foto del Tal, en plan Generalísimo de los Ejércitos, cuando llegó a Canarias, eso sí, una semana más tarde, cuando ya todo estaba controlado. En ella, posa al frente, literalmente, de los demás, para demostrar quién manda. Esta foto ha cabreado a muchos militares, pero los únicos que pueden quejarse sin que los castiguen son los veteranos del Ejército, que lo han puesto a parir, aunque a él, eso le da igual.

Él, y su domesticado partido, siguen en campaña, le siguen dando pasta a Cataluña, aunque esta sea la que más ha recortado el gasto social de toda España, así como el de Sanidad, haya aumentado un 50% el de propaganda, que ya sabemos lo que propaga, y en Navarra, ya le ha pagado a Bildu su “ayuda” con lo de la señora Chivite; les ha regalado la alcaldía de Huarte, y en la región valenciana deja que se siga maltratando a la lengua española; “El PSOE de Denia impone el requisito lingüístico a 500 funcionarios locales”. Todos esos son votos agradecidos, dirá él.

Del asunto elecciones, las sigue tapando y les da caramelos envenenados a los de Podemos, prometiéndoles una reunión un par de días antes de tener que tomar la decisión, y estos… se los tragan.

Ahora, que está tan de moda, hablar de cambiar cosas en la Constitución, es verdad que algo habría que hacer para que el país entero no tuviera que estar al albúr de los caprichos de un impresentable… Llevamos meses en la interinidad, y con unas posibles elecciones, llegaríamos a pasar de uno o incluso dos años en la inopia gubernamental. Todo, simplemente porque le conviene a este impresentable, porque le sirve para coger aviones y helicópteros e  ir “de invitado” a cenas de postín… como si él valiera algo. Eso es lo que habría que reformar.

De Málaga, aparte de los tornados de Campillos, poco hay que decir. No me atrevo a hablar de mi plaza, porque ya mismo me ponen algún otro chiringuito en ella, así que mejor me callo.

Hasta mañana,                        Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España