¿Control?, mentiras y sus clases

En Trumpolandia el Rubio ha suspendido a la OMS, suspendido y sin contribución yanqui, porque, según él; “ocultó la propagación del coronavirus”. Lo dice él… y punto.

Ayer, en otro ejercicio de caradura y olvido de declaraciones previas, don Pablo, se dedicó a ensalzar su concepto de República, a cargar contra el Rey, y “censurar que un jefe del Estado se vista de militar”. Obviando que don Felipe se viste de militar porque lo es, estuvo en las Academias Militares y se graduó, el impresentable Iglesias olvida, convenientemente, las apariciones en público de su admirado Chávez en aguerrido atavío. El sucesor, el Maúro, no puede vestir guerrero atuendo porque el uniforme de conductor del Metro, no gusta, pero sí se rodea de uniformes afines.

Aquí, hoy, una sesión en el Parlamento de “presunto control” al Gobierno. En realidad otro teatrillo del Tal para seguir con sus mentiras, que ya ha empezado a desgranar; “Somos uno de los países que más test hace del mundo”, seguramente lo dice porque en su entorno, “su mundo”, sí se hacen, es otro mundo diferente. Ayer salió el gasto en blindar coches, hoy se sabe qué; “Moncloa destina 21.800 euros a mascarillas y geles para que los chóferes de coches oficiales no infecten”. Es muy diferente a lo que hace su monaguillo; “Marlaska sólo hace test al 5% de los policías con síntomas de coronavirus”. Sin síntomas, ni eso.

Cómo norma general el Gran Timonel no se sonroja al decir “estamos tomando medidas duras que están salvando vidas”, y en el olvido como forma de mentir por omisión, deja atrás qué; su Gobierno aporta menos material y medios, que las empresas privadas, y algunas CCAA”. ÉL, está a lo que está, por ejemplo a “premiar” a sus fieles. Ahora ha admitido en su Sección Femenina, posiblemente la ascienda a Jefa de Centuria, a la pizpireta doña Yolanda Díaz, que le está dando momentos de gloria. Lo que a Él, el Divino, más interesa, es mantener el estado de alarma, un estado de excepción encubierto, así le es más fácil a sus dos copresidentes controlar a oposición y pueblo.

Más mentiras, estas de clase basta y barriobajera, las del Títere. Sigue con su cantinela pero deja que haya quienes hagan negocio con la muerte; “Test de pago en un centenar de geriátricos de Cataluña/ Laboratorios pasan pruebas a precios de hasta 120 euros en residencias de ancianos ante la inacción de la Generalitat”.

Ayer me recordaban qué, ahora, en otra de las formas de mentiras, la de distracción, o podíamos  llamarlo “conveniente olvido”, ha desaparecido el lenguaje inclusivo. Sólo hay muertos, no muertas, súbitamente, todos y todas, son sólo víctimas, no hay víctimas y víctimos; todos son infectados, desaparecen las infectadas, lo mismo ocurre con recuperados, sin recuperadas. ¡Qué decir de ancianos! Nunca mueren ancianas… Es una forma de mentira temporal, calculada. Cuando pase la pandemia (y el pandemio), volverán junto a las oscuras golondrinas, nuestras ministras de desIgualdades y Asuntos Femeninos Varios, a volar y calentarnos la cabeza con el heteropatriarcado, el machismo, la postergación de la mujer, etc.… Ahora, lo importante para algunas y algunos, es “no llamar la atención sobre esto, no sea se acuerden del 8M y sus consignas ensalzando borracheras y desmadre.

Otra mentira, más sangrienta y sangrante, no hablar de algunos problemas, por ejemplo este; “Asaja crea una bolsa de trabajo para contratar entre 100.000 y 150.000 personas para el campo”.  No explicar qué, con varios millones de ‘parados veteranos’ cobrando el subsidio (de los de ahora no se sabe nada), nuestros campos estén ¡faltos de brazos! ¿No será qué… algunos, no todos pero sí muchos, de estos “parados” lo que son, es “colegiados en el voto adecuado”? No necesitan, ni quieren, trabajar, lo tienen seguro siempre que salgan los resultados que tienen que salir en las elecciones.

Estos arreglos sanchístas  lo que quieren, es “eternizar” con eso que llaman la “renta mínima”, dándoles los pisos de los qué, sacrificadamente, hayan pagado otros, y así, “asegurarse” resultados. Es tan soez y evidente el arreglo, que doña Montero1 ha tenido que “aplazarlo”; “Montero aclara que la renta mínima tardará «meses» en ver la luz y será bajo el mando de Seguridad Social”. Otras, mentiras, de las cifras… estas falsedades no hay ni que explicarlas.

Para poner una nota de cordura, esto; “Imbroda defenderá la evaluación del curso y el rechazo al aprobado general en la conferencia sectorial”. Alguien piensa… en Andalucía .

En el repasillo a Málaga, un recuerdo a los basureros que están al pie del cañón, y que son “los que evitan el apocalipsis”. Y una cosa que no entiendo; “Multan a cuatro malagueños por organizar una fiesta entre dos pisos colindantes”. Una fiesta ¡de cuatro!, entre sus dos pisos… ¿es un peligro, tras llevar más de un mes confinados? Mientras, ministros y diputados se reúnen cuando quieren, eso sí, yendo en coches blindados y con chóferes muy protegidos.

Hasta mañana,                         Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España