Cosas de agosto

Siguen los líos entre borricos, Gordito vs. el Rubio. Veremos si estos no acaban metiéndonos en el lio a todos. Por su parte, el presidente colombiano de Venezuela, el Maúro, ahora quiere a toda prisa una cumbre americana. A qué viene ahora tanta prisa.

En nuestro acalorado país, un bello ejemplo de cómo la progresía rampante vela por nuestros intereses y necesidades; Primer pacto Page-Podemos: ‘sobresueldos’ a altos cargos”. Ya se pusieron de acuerdo en esto, incluso antes de firmar el pacto. Muy bien, don Emiliano y compañía.

Por su parte, la Diputación de Valencia quiere que el jefe bibliotecario fantasma devuelva (al menos) el 70% de los 500.000 euretes que se ha llevado por la jeta. Se ha demostrado que este, además, trabajaba para otras cosas en ese tiempo… para su bolsillo. No me creo que le saquen ni un duro.

El que está sembrado, es don Puigdemont. Se ha ido a Dinamarca de vacaciones, con la excusa de que va a explicar allí lo que no explica aquí; su programa, pero antes de irse la Generalitat lo avisó a Exteriores “a efectos logísticos de seguridad”. O sea, para que lo cuiden, para eso sí es español.

Por aquí, han trincado a los del puntero láser. Eran un guiri de cuarenta y tantos años, y su nene, un  mastuerzillo juvenil. Les quieren meter una multa (a cada uno) que podría llegar hasta 600.000 euros”. Me parece bien, así es como se evitan estas barbaridades, tocándole el bolsillo a los infractores, además en este caso, podían haber habido muertos y eso… no tiene precio.

Un ejemplo de titular fantástico; “Un incendio en un contenedor afecta a dos vehículos y varias persianas en Málaga capital”. Me siento profundamente afectado por la triste suerte de esas persianas.

Es la primera vez que he visto en un periódico, que se hable del nuevo tipo de familias que se están promocionando en la tele; Divorcios, padres transexuales, drogas: así es la familia televisiva de ahora”. Esta es la realidad, lo que se le está vendiendo a la juventud, diciéndole a chicas y chicos que si no se encaman en total coyunda y regularmente con sus congéneres antes de los 14 o 15 años es que son “raros”, y planteando la vida familiar como una batalla contra los padres. No hay más que oír esos monólogos tan de moda, en los que los chistosos y chistosas del momento, “solo” saben hablar de lo machos que son ellos o lo “alegres” que son ellas, en cuestiones sexuales, y qué, cuando se mencionan a padres o abuelos es sólo para ridiculizarlos. Con estas “enseñanzas” no nos asústennos de las cosas que se ven. Incluso he leído que una de esas nuevas “¿presentadoras?” de moda, de las que han conquistado los platós de televisión, sin tener ninguna base, hace un chiste quitándose las bragas en directo. Con estas cosas, es difícil pedirles a los jóvenes prudencia y buenas maneras.

Me voy, por cierto, yo ya me he escapado. Os dejo la Feria para vosotros, que la disfrutéis. Cuando estéis chapoteando en orines y oliendo a gorrinos, os daréis cuenta de estar viviendo a tope la Mejor Feria del Sur (la radio dixit).

Hasta el lunes.       Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España