Cosas varias sin importancia

Pocas novedades hoy. Las noticias de por ahí, no llaman la atención. Si acaso el asunto de unas olimpiadas en las que los deportistas se pueden traer, en vez de medallas, un virus peligroso. Como unas olimpiadas hace tiempo que dejaron de ser una reunión deportiva para ser algo más, se llevaran a cabo… caiga quién caiga. Lo que sí sería bueno, es que fuera a ellas, en pantalón corto y camiseta, don Alberto de Mónaco, que es quién decide donde se hacen o no.

Por aquí, me llama la atención, lo poco que parecen importar las opiniones de los presuntos líderes del momento. Tienen más espacio en los medios, las salidas de pata de banco de don Aznar, o los negociejos de don Felipe, que cualquiera de las presuntamente sesudas declaraciones de la banda de los cuatro y sus acólitos.

Poor cierto, hace un rato escuché a don José Barrionuevo “analizando” la situación actual. Es refrescante ver que alguien que fue hasta ministro, utiliza su cerebro para analizar las cosas fríamente y además se atreve a decirlo en voz alta… aunque no le guste ni a los de su partido. Para mí ha sido una pequeña victoria personal, pues don José es de los que tengo en ese mi particular Cuadro de Honor del que alguna vez hablé. Acerté pues.

De los líos de la Junta y sus arrejuntados, poco que contar, porque los asuntos de tribunales dan un tufo a arreglo subterráneo que espantan. Ni pensar en qué con estos se haga justicia, simplemente se les aplicará alguna ley conveniente y a la calle.

Lo mismo con Messi. ¿Alguien se imagina que hay un juez o jueza capaz de empapelar al dios del fútbol? Impensable. Para empezar, ya le han aceptado lo que para la Infanta parecía una excusa de chiste; firmo todo lo que me ponen por delante, no sé nada. Lo que para la Infanta era infantil, para este va a misa.  

De la España pintoresca, la noticia de que han puesto a disposición judicial a una conductora de 25 años por conducir amamantando a su rorro (o rorra, no lo sé). Esto suena algo tierno, pero es que la ciudadana, no tenía permiso de conducción, porque se le había caducado, y además realizó un giro prohibido en las mismas narices de la patrulla. O sea, que no tuvieron más remedio que detenerla.

De esas noticias pintonas, una en Málaga habla de una niña a la que un compañero de clase, ambos de 12 años, le clavó unas tijeras. Tuvieron que llevarla al hospital y operarla con anestesia para arreglarle el entuerto.

Esto puede parecer simplemente un accidente, y eso es lo que dice el papá del agresor, si no fuera porque el angelito, qué esta vez sólo ha sido “castigado con 29 días en casa”, ya ha sido expulsado otras tres veces antes. Como es natural, hay denuncias por ambas partes, y el papá del tijereteador dice que su tierno infante “no es conflictivo”. Clarísimo.

Por lo demás, están intentando hacer funcionarios municipales a los señores de Huelgasa. El principal problema es que ellos ganan más que cualquier funcionario. Solución; subir el sueldo a todos los funcionarios, porque a estos… ni tocarlos.

Hasta mañana.           Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España