Nosotros a nuestros líos y mientras, por ahí fuera se están hartando de nosotros. Don Juncker habla ya de suspendernos los fondos si seguimos sin ser serios, pero nadie le presta atención.

Aquí, aprovechando el desbarajuste, cada cual se lo monta a su aire. Los del PNV hacen alcalde de Lequeitio a un etarra con 16 tacos de almanaque en el trullo; los del PP siguen en su nube; los del PSOE decidiendo si son pedristas o antipedristas; los de IU, no existen; C’s navega por aguas turbulentas, y los de Podemos, a lo suyo, a colocarse y ganar pasta.

Estos últimos le han cantado la gallina a sus actuales y efímeros socios en el Parlament, porque ellos quieren más, pero por si acaso, han vuelto a sus fuentes, a la Complu.

Allí, se han montado un master de exitoso, aunque algo corto de nombre; Master en Política Mediática, Mapas y Herramientas para una Nueva Cultura de Ciudadanía. Naturalmente, la lista de profesores y ponentes, deja las cosas claras;  Pablo Iglesias, Iñigo Errejón, Alberto Garzón, Manuela Carmena, Rafa Mayoral, Juan Carlos Monedero, Jorge Verstrynge…, más lo que ellos llaman “personalidades de la cultura”, como Juan Diego Boto o Alberto San Juan. Eso sí, se han dejado fuera a las doñas Colau, Maestre y por supuesto, a don Sánchez al que no invitaran ni a la copichuela de inauguración. Este imparcial curso cuesta barato, dentro del estricto ambiente de austeridad de la formación; 2.800 euretes del ala.

Es sólo un  primer paso para las aspiraciones de don Pablo, que son crear una nueva Universidad a medida; la Universidad Podemos, en la que naturalmente estarían todos ellos repartiéndose las comisiones.

Todo esto, es lo que preocupa a estos eximios líderes que quieren sacarnos de Europa, pero pidiendo a esta que siga manteniendo puestos en Bruselas, y mandando pasta para ellos poder “administrarla”.

Como la vida política da para poco, miro el entorno social y cómo los media intoxican a la sociedad con noticias sesgadas. Sirva como ejemplo, que ayer a bombo y platillo, ensalzaban a la serie, falsamente política, favorita de don Pablo, Juego de Tronos, poniéndola por las nubes por su éxito en los Emmy. Esto puede parecer nimio, pero es que estaban muy contentos porque habían superado ¡por fin! a otra serie, Frasier. A nadie se le ocurrió comparar los gastos, la inversión y el soporte intelectual de ambas. Juego de Tronos gasta millones en producción, necesita miles de extras, centenares de efectos especiales, y decenas de actores principales; Frasier, sólo 5 actores, un solo decorado y un sillón viejo. Ahora que me hablen y comparen éxito, aunque claro, esta es más…. progre (por decir algo).

Claro que estas causas, tienen estos efectos; “Una docena de jóvenes pasan la noche en la calle para conocer el nuevo teléfono y conseguir regalos exclusivos”. Unos jóvenes que pasan la noche tirados en calle Nueva, para gastarse centenares de euros, sólo “por estar a la última”, son el espejo de nuestra sociedad. Olvidan que “los sabios son los que buscan la sabiduría; los necios piensan ya haberla encontrado”, (lo dijo Napoleón), y yo añado… en un móvil.

Hasta mañana.           Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España